martes, 28 de marzo de 2017

Sobre el poder personal y el estado del bienestar

Vivimos en un mundo de mucha distorsión. No resulta fácil escuchar a la voz interior, la tuya propia, aquella que nadie puede decirte cuál es, pese a que todas las opciones sean buenas para muchas personas, no necesariamente tiene que ser la tuya.

El problema es que vivimos estandarizados. Somos obedientes y sumisos. Y desde pequeños se nos dice que siempre hay alguien que sabe más de nosotros que nosotros mismos.


Se nos roba el poder personal.

Creemos que tenemos ciertos privilegios, por lo menos en España, sistema capitalista, aconfesional y de igualdad, por el llamado “Estado del Bienestar”, y en realidad pagamos con nuestra renuncia a ser y permitir que otros sean por y a través nuestro.

Nos amansan, nacemos débiles y dependientes por naturaleza y por intereses de unos pocos que tienen poder sobre unos muchos, casi todos mantenemos el estado de esclavitud que significa vivir una vida de fabricación en serie, llena de contradicciones, desinformación e incompetencias, que nos hace vivir con miedo a lo desconocido, y del cual se aprovechan y alimentan los codiciosos del poder, de su poder, no del tuyo!


video



lunes, 27 de marzo de 2017

Preposiciones superposiciones suposiciones posiciones deposiciones desposesiones

BSO: Thorn in my side
Idílicos montajes
A
Ficticios paisajes
ANTE
Extraños personajes
BAJO
Juegos de encajes
CABE
Viaje sin equipaje
CON
Doloroso sabotaje
 CONTRA
Posiciones de fuselaje
DE
Absurdos mensajes 
DESDE
Espesos follajes
EN
Ligeros ropajes
ENTRE
Pasatiempos fugaces
HACIA
Oscuros garajes
HASTA
Lugares salvajes 
PARA
Sufrir modelajes
POR
Orgullos y ultrajes
SEGÚN 
La fuerza del oleaje
SIN
Ti (coraje)
SO
La (bagaje) 

SOBRE el aprendizaje TRAS el vendaje








lunes, 20 de marzo de 2017

Madurar.es

Dije que no iba a volver a escribir pero necesito salir de mi, me estoy asfixiando en el saber, y el esfuerzo de aprender a ser a veces me pide ligereza de espíritu y formas.

Egos y vanidades, fantasías y temores, todo lo que vuelco podría ahorrarlo en tiempo y ganaría alegría. Tengo mis días, como todo el mundo, y veo resignación y fortaleza en cada existencia, siempre queriendo ser mayor, y cuando lo somos, todos valoramos al niño que llevamos dentro, lo buscamos, nos lo piden, parece la piedra filosofal de la madurez, conservar ese famoso niño que desapareció la mayoría de las veces sin pena ni gloria, y rescatarlo de un pasado irrepetible, imposible.

Madurar significa perder la inocencia, la capacidad de sorpresa, la mirada vacía de experiencias y limpia de conciencia, los adultos sabemos mucho de cómo se va perdiendo ese poder de vida, la fuerza motora del descubrimiento.

La madurez conlleva otras miradas, más pausadas, el conocimiento que dan las vivencias relaja, evita desgastes innecesarios, saber reconocer la calidad del momento y aprovecharla con la máxima eficiencia sólo se desarrolla cuando vamos perdiendo energía vital, cuando vamos acumulando historias que llenan nuestra existencia y ofrecen una consciencia realista y adaptable a una realidad inmutable de la que vamos comprendiendo que tan sólo somos meros expectadores, dependientes de un reloj que siempre suma tiempo de vida, nada ni nadie en este planeta está a salvo de los ritmos cíclicos e imparables del movimiento.

De esta manera, después del invierno llega siempre la primavera, la muerte sirve de abono para la energía abundante que el renacer necesita, andar y parar, echarse y levantarse, todo sigue una sucesión, nada puede quedar quieto por tiempo indefninido, para que nazca algo nuevo tiene que morir lo anterior, así el invierno desaparece y la primavera se crea, todo florece, el agua corre deprisa, desbordante en exceso, y poco a poco el sol aparece y quema sus impresionantes colores con la saturación de sus rayos; muere de esta manera la primavera y la naturaleza entera se recupera, el río se recoge en su cauce y el reino animal se echa la siesta más que por gana, por galbana. Podría seguir con la caída del sol, el ocaso del verano y por tanto el nacimiento del otoño, pero me recuerda al Pirineo, que tanto amé y ya no veo, no queda deseo.

Nos movemos en un mundo tan cambiante que es difícil mantener el equilibrio, navegar por las mareas y tormentas de la vida como expertos marineros, requiere una formación e información con las que no nacemos.
Ahora pensamos mucho. Hemos ido ganando terreno a nuestros competidores naturales hasta volverlos artificiales.
Siempre hemos vivido sin pensar en el futuro, procedemos de aquellas y aquellos que luchaban contra animales salvajes y se unían en comunidades por la supervivencia; nuestro instinto animal nos ha acompañado desde más allá de lo racional, esa es nuestra herencia.


Ahora que hemos aprendido a ser pensamiento y razón, cazamos por ocio, y nos relacionamos por conveniencia y placer. Aparentamos lo que no somos y mostramos lo que poseemos con orgullo y vanidad. El individuo importa más que la comunidad y preferimos una vida llena de confort dando la espalda al necesitado criticando su desgracia.
Y las mujeres se vuelven hombres y los hombres, mujeres.
Y los niños aprenden el mundo a través de la profesora y una pantalla, bien digital, o de libro.


Somos seres duales, extremos, contradictorios, desconocidos, sin saberlo todo de todo, nos falta información para ser perfectos ;) y ante tantas dudas, más vidas.

La madurez templa, hace olvidar lo que creímos como verdad absoluta, nos aporta el conocimiento de la relatividad a todos los niveles.

sábado, 18 de marzo de 2017

Sólo por un beso

Son besos posesos, esos que sorben sesos y enderezan mástiles enhiestos, deseosos de cuerpo y materia con la que investigar, adentrarse en la verdad hasta encontrar la hierbabuena que crece gustosa y se hace frondosa a la sombra de las mimosas, vergonzosa, olorosa y animosa, una bonita moza, tierna y esponjosa, a la par que chistosa e ingeniosa, siempre sales airosa, fresca como una rosa y lozana como una manzana, así te vieron mis ojos esta mañana. 
Y deseé recordar tus besos, recibir tus labios, morir por tus huesos.
Sólo por éso apelo al consenso.
Qué daría yo por aquellos deseos de estos besos!
BSO: Sólo por un beso

domingo, 27 de noviembre de 2016

Mi templo en otoño


Las columnas sostienen el techado con aislamiento, y a su vez ellas están ancladas en suelo firme con drenaje.

Todo ello acotado entre líneas que marcan los límites en el templo.

Férreo tiempo de otoño, vuela hojarasca, sopla norte al poniente, la aurora de la primavera que en el invierno espera, la fría nieve blanca pétrea, helada glacial, cubrición mortal, termina de congelar esta postal, que a modo de calendario de adviento me recuerda que me debo ir despidiendo.

Un año más y un año menos en esta dualidad de densidad material.

Cuando la naturaleza muera, yo naceré; así hasta que me muera.
Entonces mi cuerpo lo hará para siempre, me transformaré en alimento para gusanos de tierra, y abono para su medio ambiente, donde echan raíces las flores, los árboles, animales y hasta las personas.

Y ella volverá para todos; incondicional, puntual y constante, año tras año siempre adelante y con su hacer devolverá la vida al instante, en que todo brota, nace, sale, se deja ver. 
Eso sucederá en primavera.

Mi jardín ahora está cubierto de hojas ocres, marrones, rojas, amarillas y verdes caqui mojadas y heladas, convirtiéndose en lodo que dejaré que el curso del largo y duro invierno apalee cualquier rastro de fibra vegetal compactándolo contra la tierra bajo el peso de las nevadas que evidencien por completo la muerte del otoño, olvidándolo y ocultándolo todo bajo un límpido y virgnial manto níveo, de cuyos manantiales beberá Perséfone a su vuelta del reino de los muertos.
Eso será en primavera.

Ahora es otoño. 
Mi templo sigue en pie a pesar del viento helado, pero mi jardín está lleno de hojas caídas.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Joy of life

Nacemos con todo lo necesario para la supervivencia, pero sin saber qué y/o para qué...porque si lo supiéramos todo antes de experimentarlo no tendría ningún aliciente el vivirlo.
Por eso la naturaleza se encargó de nacernos dependientes en el plano físico, donde más nos afecta el ego, y donde mayor trasciende la materia.
Nuestro espíritu anhela la etereidad, seguir en el falso vacío, allí de donde partió y adonde vuelve cada vez que el vehículo con el que se manifiesta, desaparece. Su amplitud no concibe la limitación física al que se ve sometida cada vez que encarna materia.
Nuestra mente anhela la perfección, necesita comandar un cuerpo con necesidades físicas que le impulsan a moverse de manera primaria y cuya alma está encerrada queriendo salir sin poder conseguirlo. Como es muy prudente, la mente, no entiende, no sabe, no comprende, por eso, miente, arregla lo evidente para que le resulte convincente.
Y el cuerpo, en constante movimiento incognoscible, ajustado al reloj caduco del tiempo, en continua comunicación con el entorno, el aire, el agua y los elementos de la materia. Actuando desde la memoria, génesis y renicimiento y muerte celular constante, y recordándonos con cada bienestar ó malestar, el camino de nuestra conciencia, la cual ejercitamos poco (porque poco le interesa al sistema económico que hagamos por saber).

Ahí confluyen cielo y tierra, éter y materia. La suma de todos esos factores, da lugar al Ser Humano.
Todo está dispuesto para la vida. Para vivir la vida, Para aprender quiénes somos, de dónde venimos y adónde vamos.
En el principio está el bebé, que inspira y expira, recibe y percibe tan sólo. No sabe de lenguas humanas, sino de pieles, olores, oídos...sólo siente. Se siente acogido, recogido, protegido, o bien, solo, abandonado, desamparado...todo lo que vive lo hace a través de las sensaciones, le es imposible comunicarse con palabras, y por tanto, su sabiduría no incluye falsas apariencias ni locuciones engañosas, mentiras piadosas y otras -osas tan peligrosas.

Después el bebé entiende que para hacerse un espacio propio necesita comunicarse, y sin saber cómo, gestiona los mecanismos necesarios para aprender el idioma de su entorno...ahí es donde perdemos parte de nuestra inocencia. El resto lo conseguimos intentando agradar a nuestros seres queridos para que nos amen y respeten nuestra existencia. Mas pocos adultos aceptamos la infancia como el período más respetable en la vida del Ser Humano, más bien al contrario, solemos tratar a los niños como si de inferiores se tratara, sin voz ni voto, humillando y despreciando la sabiduría innata. Y así matamos al Ser Vivo, al Ser que ha venido a ver, oír, sentir, tocar, oler, pero que en honor a la supervivencia, ya tiene intrínseco en él los medios para saber, para aprender a andar, a hablar, a mirar, a escuchar....vejamos, maltratamos y humillamos todo el saber de la infancia sólo porque alguien nos dijo una vez que sólo los adultos tenemos la capacidad de Ser.
Igual que alguien nos dijo que éramos superiores al resto de Seres Vivos que pueblan la Tierra (y el Universo), porque nosotros podemos expresarlo en voz alta y así pensamos que este planeta está puesto así y aquí para nosotr@s y nuestras experiencias vitales.

Deberíamos saber preservar la vida, aceptarla como un lujo que nos brinda la oportunidad de saber más sobre nosotros mismos, quienes apenas conocemos el porqué y cómo funciona el 90% de nuestra mente y nuestro cuerpo (y ya lo del alma lo dejamos...)

La raza humana se ha convertido en una plaga; nos tratamos igual que tratamos a nuestros semejantes, con desprecio y maltrato por emociones básicas como la alegría, el amor y la seguridad, en cuyos opuestos, la tristeza, la ira y la inseguridad, encontramos las excusas para hacer daño.

Y mientras tengamos descendencia tan sólo para satisfacer nuestro ego, y sigamos manteniendo la falta de respeto hacia el Ser Humano, inculcándole ese ejemplo en carne propia, y también hacia sus propios semejantes, qué se puede esperar de aquél que no respeta lo que su hij@ es en su forma más natural, la naturaleza que lo rodea y le da contenido, y los seres vivos con los que convive y le dan forma.

Nos hacemos falsos adultos, manipuladores, engaños manifiestos, traidores, desleales, infieles, maltratadores, envidiosos, mentirosos, y toda clase de perversiones humanas que nos convierten en miserables vacíos de espíritu llenos de ego, convertidos en profetas de moral dudosa y falsas promesas sin compromiso ni futuro común, utilizando palabras huecas, cruentas, crueles y dañinas para la sana autoestima que tanto necesitamos para hacer de este planeta un mundo mejor, que nos hacen perder a marchas forzadas, la ilusión con la que nacemos para ello.


BSO: Chelsea Hotel (L.COHEN)


miércoles, 26 de octubre de 2016

El saber ocupa lugar

Sé de lo que hablo, trabajo en una biblioteca, llevo años clasificando y ordenando libros por autores y temas, idiomas y editoriales, decenas de miles de libros con toda la información posible; es imposible saberlo todo, y a pesar de lo que conocemos, sigo pensando que sabemos muy poco. Pero eso donde trabajo no importa, ocupamos cientos de metros cuadrados, y gestionamos más de 50 mil libros.

De siempre me han atraído los libros, la ciencia, el saber, y las bibliotecas eran el máximo lugar donde encontrar la información necesaria para el conocimiento de las causas. Y una vez allí descubría libros con portadas de diseño único, interiores increíbles llenos de creatividad, color, imagen, y mucho contenido.

Vivíamos relativamente cerca de la biblioteca municipal de mi ciudad, así que en cuanto tuve edad de ir sola me pasaba allí las tardes. Eran épocas donde la televisión apenas tenía programación infantil, no existían las redes virtuales ni tantas pantallas donde mirar. Cuando tuve edad de salir a la calle a jugar lo hice. Estuve una temporada intentando encajar en la pandilla  de mi barrio, pero no era un barrio de mucha cultura y los juegos eran bastante brutos, algunos peligrosos, como echarse todos en fila en el suelo del asfalto y gritar “el que no pita, no pasa” hasta conseguir que los coches, parados, pitaran a los niños y éstos a su vez, se levantaran y se fueran corriendo, claro está. Y encima de noche.
A mí me pareció lo peor. Aquel día yo también salí corriendo, pero no quise volver a bajar más.
Intenté espaciar las tardes, encima tenía un pretendiente tan celoso y pesado que no dejaba que se me acercara nadie; además como intuía que yo no estaba en absoluto interesada en él, sino más bien en aquel chico sensible con el que me sentaba a gusto, no hacía más que importunar y meterse con el chaval, lo cual me hacía sentir peor.

Así que con 9 años empecé a tener fervor por el estudio. Me aislé por completo de aquella chusma y disfrutaba haciéndome preguntas que los libros del colegio no respondían. Una de ellas siempre fue, por qué esas personas que tan diferentes veía a mí, eran considerados de la misma raza a la mía.
Y entré por primera vez a la biblioteca. Buscando respuestas concretas que nadie en mi entorno me daba satisfactoriamente. Y allí sufrí lo indecible al ver lo que me esperaba por aprender. Había cientos de libros y en aquel momento me di cuenta, sin saber, que jamás conseguiría saberlo todo de todo.

Tenía trabajo por hacer y no sabía por dónde empezar, así que empecé a recoger información de la información, me encantaba pasear por las filas y estanterías de todas las salas. Así pasé la mayor parte de aquellos primeros años, buscaba y de cada estantería me llevaba aquel libro que me había llamado la atención por las razones que fueran, eso me encantaba, me hacía sentir como una exploradora encontrando joyas de valor incalculable. La mayoría de veces no conseguía leérmelos por completo antes de que terminara n las dos semanas de plazo reglamentario, casi siempre porque las lecturas eran densas y pesadas, puesto que no hice clasificación alguna por temarios. Pienso que acabé tan aburrida de mi mundo externo que sólo me llevaba satisfacción encontrar de vez en cuando personas o personajes que me hicieran sentir que formaba parte de algo mucho más grande.

Historia, biología, antropología, astrología, ciencias marinas, en aquella biblioteca había de todo. Las colecciones me parecían cómodas, sintetizadas, y fáciles de asimilar y recordar porque guardaban similitud entre libros.

También me maravillaron las novelas, los personajes inventados, la capacidad de los escritores de crear vidas ajenas y enmarcarlas tan bien en su papel como para lograr transmitir al lector sentimientos y emociones sin ninguna base en la realidad. Allí me di cuenta que había personas tan interesantes de conocer tanto delante como detrás de las palabras.

Y cuando las chicas de mi edad empezaban a ir a la discoteca, yo pedí trabajar voluntariamente colocando libros; comprometerme a ir todos los días me iba a ser fácil, y un refugio seguro a la mediocre existencia que me rodeaba y que tanto detestaba. Ya conocía bastante bien la biblioteca, y a pesar de que en 7 años me habían oído hablar poco, los trabajadores de allí sabían de mi interés y conocimiento, así que no tuve problemas en que me aceptaran.


Desde entonces hasta hoy han pasado más de 30 años y, todo y que los tiempos han cambiado el papel por la pantalla, revolucionando todos los planos de la existencia humana, mi vida no es muy diferente a la de entonces, con algunas salvedades, como que me he hecho mayor y vivo sola, disfruto de la cultura como ella me posee a mí, estoy por completo dedicada en cuerpo y alma, cual monja de clausura, al conocimiento de la información. Y encima gracias a ello, he hecho algunas buenas amistades entre pasillos, filas y estanterías, con las que converso apasionadamente sobre valoraciones que trascienden cualquier información, por mundana que pueda ser, con criterio y responsabilidad, pero sobretodo, con conocimiento de causas y siempre con la humildad de que a pesar de todo lo que sabemos, no lo sabemos todo.

Biblioteca Trinity College, Dublin

miércoles, 19 de octubre de 2016

Monosílabos

Sol,
Tu fuego se derrite en mi crisol
Ven,
Y lléname entera de zen
Sal,
Vacío abisal 
Paspartú
Yo
Concluyo
Mi
Cuadro para mí


Ser
BSO: Extremoduro-Sucede


lunes, 5 de septiembre de 2016

Confianza vs miedo

El amor es el bálsamo. El miedo inflige heridas.
Siempre creí que el opuesto del amor era el miedo.
Supongo que porque no tenía bien definido el amor.
Porque el amor es un ser, un sentir que no se enseña, se hace. El amor es una multitud de síntomas, por tanto he preferido comparar dos conceptos que se puedan medir por igual.
Veo en el miedo la falta de confianza en la vida, en uno mismo, y en el ser digno de vivirla. El miedo tiene la capacidad de crear parálisis, de destruir, no conozco el mal humano, salvo cuando de "miedo a" se trata, entonces proliferan las malas acciones, el egoísmo, la vanidad, la envidia, la codicia, la ira...
Todas estas últimas acciones tienen su origen en el miedo a no ser dignos.
El miedo a no ser como los demás
El miedo a no ser como uno piensa
El miedo a no ser único
El miedo a no ser igual o mejor que el otro
También, y gracias al capitalismo, además del miedo a no ser, también tenemos miedo a no tener.
Allí donde hay destrucción está detrás el miedo.
El miedo ayuda a crear otras realidades porque destruye las anteriores.
El miedo es una energía muy poderosa. Funciona desde el cerebro reptiliano y el sistema limbico y maneja estímulos y respuestas en todos los sentidos del ser humano, porque está instalado desde el sentido de supervivencia. https://es.m.wikipedia.org/wiki/Miedo
Por tanto, si el miedo está instalado en nuestro programa humano, tenemos que trabajarlo desde la perspectiva que existe y hay que trabajarlo desde la mayor consciencia posible, puesto que de ello depende nuestra supervivencia, y con ello, la evolución*(*evolución=adaptación al medio).
Hasta del miedo a la muerte se puede uno librar, sólo confiando en la vida, en uno mismo y en la confianza que no estás solo y puedes pedir ayuda siempre que lo necesites, confiar que es lo mejor que te puede pasar y que pese a que parezca la mayor tragedia, estáte tranquilo porque si algo tiene el universo es que está en constante movimiento, confía en lo que esté en ti, y lo que no, di bien claro qué quieres que haga con ello el universo. Pedid y se os dará, y era verdad.
Porque creer es crear.


sábado, 6 de agosto de 2016

Mujeres con M de Mensaje


Detrás de mi casa me he encontrado con esta pintada.
A pesar de ser partidaria de respetar siempre el bien común (imaginaos que todos hiciéramos lo mismo cómo quedarían los bienes comunes) me ha parecido bello, por su estética le he hecho una foto, y por su esencia le dedico este post. 
Me encantan las personas rebeldes, con voz propia, criticas, y más si son mujeres. 

lunes, 20 de junio de 2016

Inanición


Llevo varios días sin comer, no recuerdo cuántos, pero mi estómago ya se ha cerrado. 
No siento hambre, sólo sed. Empiezo a estar en otro mundo, siento distorsión en mis percepciones. 
Ojalá esta noche me duerma antes de que llamen a cenar. El sueño es mi aliado, narcolepsia intencionada.
Silencio. Soledad buscada. 
Ya no seré objeto de culto, sino de estudio. 
Nadie se fijará en mí por mis curvas, nadie me volverá a mirar con deseo, no seré nunca más un objeto sexual. 
Ahora podría ser yo si no fuera porque estoy cansada sólo con estar. Me siento desfallecer. 
Para qué vivir. Demasiada tristeza, eterna melancolía, culpas y reproches, y errores sinfín.
Podría morir de inanición. Decreciendo hasta desaparecer. 

Serenata

Toca melodía, canta y alégrame el día. Tus manos al piano tocan con gracia y armonía un sinfín de notas coloridas, allegro, andantino, presto, lento, suave, fuerte y profundo, mis oídos gozan en tu mundo.
No acierto a trabajar, mis papeles quiero dejar ya y ponerme a bailar, danzar, girar, tocar...tócame ya tu serenata al claro de la luna. En tu hermosura, mechón a mechón, corazón a corazón, siento el placer de tu compañía.
Déjame estar contigo, el mejor, el más hombre hecho músico, hecho añicos, duro, sensible, orgulloso, cariñoso; sin lugar a dudas, ojos miel, recibir tu amor en forma de melodía es la mayor orgía, y dejarme llevar, acompasada por tus cuerdas, vibrando en emoción sostenida, mirarte, concentrado y distante, fundido con el piano, exaltado, ordenando el movimiento, las muñecas saltando y bailando tus dedos manejando las teclas, emanando abrazos para mis oídos, que entran en mi cerebro como si hijos musicales hicieras.
Abre mi corazón con las teclas de tu piano, con tu sentir para mí a través de tu don, la melodía que en ti es vida, ritmo, síncope y sonora travesía. Y yo me recojo en tu música, sincronía y partitura, tu Ser se transforma en ondas que mis neuronas colocan entre mis células, golpeando mi interior con la sonoridad rítmica de tu elegante adaggio.
Y sonrío, contigo cerca se me para el tiempo, el mundo gira y nosotros giramos en nuestro mundo; cerca, largo, más cerca, presto, en mí entras, con tus sonidos, siento tus dedos pulsando mis sentidos con cada golpe de tecla, me gustaría estar encima, de ellas, y que pudieras tocarme, mas no deseo que termines, y así me prives de vivir sin el placer de sentirme tuya a través del instrumento que tan bien manejas, tejemaneje de notas y tempos de tu tabla armónica, barrajes que me mantienen prisionera del cordal que da ritmo y sentido a la melopea con la que me emborrachas hasta caer ante tus pies rendida, y los beso entre el unicordio y el central, que acusando recibo de mi entrega, se mantiene en estado sostenuto, y mi esencia accelerando mi presencia al tempo que tu ad libitum llega en forma de voz melodiosa al destino final de tu serenata de piano.



Photo: Internet

martes, 14 de junio de 2016

sábado, 4 de junio de 2016

Rebeldes

Ser rebelde en esta sociedad de personas en serie, orgullosas de competir entre sí por las mismas cosas, creando a su alrededor un círculo exclusivo, donde todo lo que no sea parte de lo mismo, está al margen, es un trabajo ingrato. 
Porque siempre te va a tocar estar en el otro lado, en el wild side, como decía Lou Reed.
Marginado/a.
Por un lado no pararán de atosigarte hasta que entres en el sistema en el lugar que te corresponde, un sistema patriarcal, partidista y hereditario, amén de arcaico lleno de valores basados en títulos y posesiones materiales, que lejos de renovarse y convertirse en un sistema de múltiples capacidades y valores humanos como objetivos a respetar, siguen manteniéndose contrarios por los siglos de los siglos desde que el hombre maneja la fuerza y el dinero, que sólo crean desigualdades en base a esos dos principios, sin respetar otras fuentes de poder, cuyo fin es el servicio a la paz y el respeto por el Ser y Estar. 
Afortunadamente, de vez en cuando demostramos de qué raza estamos hechos, y nacen personas extraordinarias, maduras, preparadas. Personas íntegras cuya salubridad en valores está bien diferenciada del aborregamiento de las masas. Personas que vienen a demostrarnos que como Seres Humanos tenemos la capacidad de elegir, de pensar diferente, de ser multidisciplinares y canales perfectos por donde pasa la vida a través del tiempo. 
Respetar quiénes somos, aceptar que somos parte del todo, no centrarnos en lo pequeño y hacer de ello un mundo, sino observar el mundo y relativizarlo todo hasta hacerlo pequeño y manejable de llevar.
Vivir en la naturaleza, en casas únicas y bien pegados a la tierra, la cual cada familia debería trabajar como parte de fluir con el planeta, las estaciones climáticas, y con ello ser capaces de vivir con el orden universal.
Hacer de las tres R (Reducir, Reutilizar y Reciclar) una máxima mundial, estableciendo un gobierno mundial lleno de seres multidisciplinares, y de valores capaces de llevar a la humanidad a un verdadero bienestar, y no a esta falacia que se tienen montada unos pocos aceptada por todos los demás, como verdaderos corderos, conejos, ratones y cobayas humanas.
No tenemos suficiente con vivir en un universo que se mueve sin cesar, sistemas, planetas, satélites, mares y océanos, y nuestro cuerpecito humano lleno en un 80% de agua también.
Ya sólo estando quietos, vamos a tener que movernos cuando sea el momento, aceptar la idea de que, además, tenemos que ir a buscar la ola ya me parece suficiente...y el colmo de algunas personas es que trabajan para que la ola se produzca y se vanaglorian de ello (he llegado a la conclusión que estos sujetos son Seres reptilianos :) 
Vivimos muy rápido, tenemos exceso de opciones para convertirnos en seres perezosos, aburridos y conformistas, y una falta grave de oportunidades para profundizar en el conocimiento del ser uno mismo, amar, amarse y ser amado, siempre y en cada momento.


Si no quieres ser oveja, ni pastor, ni ratón de laboratorio, o animal de producción, eres un auténtico/a rebelde, lo cual no quiere decir que seas un humano extraordinario. Simplemente no quieres formar parte de tu supuesto lugar en el mundo en base a las reglas patriarcales, heredadas y autoritarias.
Puedes estar seguro que si eres inofensivo, te marginarán y formarás parte del colectivo desfavorecido que existe. 
Si por el contrario, eres de una gran calidad humana, capaz de cambiar mentes y liderar ejemplos, siempre vas a ser el objetivo a perseguir y anular, llegando al asesinato como ha sido el caso de un montón de personajes públicos cuyo único mal ha sido el querer hacer del mundo un lugar en paz, y dar valor al amor y la voluntad de las personas.
Todas las personas que no desean participar de esta sociedad hipócrita, cuentan con todas mis bendiciones. Claridad, transparencia y fuego vital.
Dentro de mi vacío existencial, donde no soy nadie, y cuando muera, nada quedará de mí excepto el recuerdo y el esqueleto, tengo la sensación angustiante que sobramos los casi 7 mil millones de personas que intentamos sobrevivir aquí y ahora.

jueves, 2 de junio de 2016

13 mil millones de razones

El trabajo dignifica al hombre. Y adónde se ha ido ese trabajo digno, quién se lo ha escondido al chino, al indio, y hasta al íbero, trágico destino, el de mi camino, tan lleno de ladrillos y edificios que ni a ver el mar de costado atino. Cretinos, creídos y crisálidos, víctimas y verdugos, acaso no veis el yugo que subyace oculto bajo el dominio del dinero ignominioso!!??

Pequeña ramera, mera remera de quien espera y por ignorancia, desespera, sé que no soy la primera, sino la postrera y a la sazón la más placentera, lejos de ser cualquiera, mis honorarios no lo ponen en duda, sino que bien aseguran la calidad de quien perdura, a pesar de estar siendo muy dura y angosta, intento ser madura, sin embargo aún desconozco verme preparada para salir a vender mi hermosura, me siento perdida en mi amplio mar de dudas, los errores me han vuelto insegura, la vida no perdona, y he pagado con mi libertad el precio del olvido al que me han sometido por haber nacido entre egoístas, egocéntricos, ignorantes, prepotentes, analfabetos, y toda clase de tropelías emocionales cometidas en nombre de un amor tan falso como condicionado.

La amargura con la que me comunico no entiende de diversión, el ánimo se ha desdibujado, y me siento como El Quijote peleando contra molinos de viento: impotente, herida y sin salida.

En España no hay futuro para un trabajo digno, sólo me queda rasgar mi mirada y competir para ser la mejor por un plato de arroz; el sistema me ha devorado sin piedad hasta verme escupiendo sangre, sudor y lágrimas por todo lo que soy, lo que no me dejaron ser, lo que ahora me toca hacer, y lo que jamás seré, sin saber adónde voy, y no queriendo volver de donde vine, donde ya no queda ni el vil metal, tan sólo una exigencia de perfección que me supura en la esencia cada vez que intento mantener esa presencia en forma de herencia, que me duele cada vez que respiro.

Necesito un retiro sin tregua, necesito ver más allá de la pobreza humana, volver a confiar en el destino y en las personas que pueblan mi camino.


lunes, 7 de marzo de 2016

El obligado recuerdo de mi yo olvidado: Oda a la presencia

En remojo y en reposo, ante una constante ebullición de electrolitos suspendidos en el agua que soy, me mantengo en osmosis en un mundo que no conozco y adonde no me reconozco, lleno de razonamiento y difícil entendimiento. Y yo me encuentro en minoría desfavorable por dejar que mi pensamiento hable, llevándome al suspenso y el descrédito delante de mi intuición, la única que sabe manejar con tiento el timón de mi contento, dejando en buen intento, el consenso entre lo que soy y lo que siento, remando siempre a favor del viento que templa mi aliento y me da sustento vital para redimir el pecado capital con el que nací: no poder ser en mí, olvidar todo lo que fui, y ahora no saber ni por qué ni para qué, ni tan siquiera quién.

Ante un folio en blanco no sé qué decir, quiero cantar, bailar, pero no sé escribir, y héteme aquí, delante de mí, con mi sentir. La inspiración no viene porque sí, pues en sí misma no es sino a través del querer y el poder, y además como decía aquel, tiene que pillarte trabajando; y en ello ando, en gerundio, verbo de acción para alguien como yo, que no tiene adónde ir, así que iré a cualquier lugar...qué bonito es cantar así, porque sí, y sólo si yo primero venzo mi miedo, lograré estar junto a ti, si tú!, yo, mi, me, conmigo me obligo, y gano en positivo, neutrones y protones, aumentando mi núcleo, jugando a ser amigos, sumando en mi destino, alejándome del bajío donde desatino, desafío y desvarío.

Incondicional de nadie más, yo, mi, me, conmigo, por siempre jamás, me declaro en paz. Templanza y armonía, deseo sintonía para mi compañía, con una animada sinfonía de alabanza, que me permita mantener la bonanza que mi alma me confía para llenar la carencia de mi existencia, inexistente estancia de mi presencia en mí, de mi yo, a me, conmigo a mimo.

BSO: AutOsuFiciEnciA


viernes, 12 de febrero de 2016

Las más bellas vestimentas se convierten en harapos

Si al cruzar el umbral de tu pereza, ves cómo desisto de tu mirada, es tan sólo porque hice caso omiso de lo que mi corazón sentía, viéndote tan activo pero tan pasivo conmigo, los más preciados actos que yo pudiera ofrecer, quedan vacíos de sentido, pues ya he entendido, que hasta las más bellas vestimentas se convierte en harapos si no sabemos mirar con los ojos del corazón, y sólo nos fijamos, en las simples apariencias.

Aparentemente puros, nos convertimos en cigarrillos, meros peleles del vicio y el placer del consumo, tener por tener, poseer para poder, de nuevo hasta las más bellas vestimentas se convierten en harapos al perder el contacto con el alma, dejándonos sucios, desgastados, embocados, encarcelados, suprimidos, y sin embargo, creyéndonos libres para elegir y decidir lo que queremos.

Y así, mientras inhalamos el humo ajeno y nos fumamos los minutos que vivimos, antaño en forma de puros liados a mano con esmero y sabor único, nos convertimos en cigarrillos producidos en serie por máquinas sin sentimientos, que dejamos en su mayoría consumir apoyados en el cenicero, con apenas cuidado y esmero, produciendo subproductos humanos, en forma de bellas vestimentas convertidas en harapos, sin gusto por la unicidad y llenos de fabricaciones seriadas.

Estos son mis puros sentimientos, y el vicio que los va consumiendo poco a poco, junto con todos mis sentidos.


Photo: Haleh Bryan

B.S.O.: SmoKE

jueves, 14 de enero de 2016

Ayer te vi pasar

Ayer te vi pasar, y me dio un vuelco el corazón.
Ni una palabra coherente pude articular;
Sólo mirar y desear,
Comerte como a un bombón,
Porque lucías más que el sol.
Estabas pletórica de la mano de tu recién estrenado marido,
que me alegra un montón que sea tan buen partido.
Bonita, dulce y cálida, estuviste realmente preciosa.
Me hubiera gustado levantarme y saludarte,
Pero tan sólo balbuceaba y te miraba,
Mientras mi pensamiento volaba
en cadena, desde el color de tus iris,
hasta la bondad de tu mirada, donde caí en barrena.
Y no acerté a decir ninguna frase buena,
Que hiciera resultar más amena la escena.  


martes, 8 de diciembre de 2015

EL APRENDIZAJE ES CONOCIMIENTO

El aprendizaje es conocimiento
El conocimiento es ausencia de miedo
El miedo paraliza y destruye.
El saber mueve y construye.
El movimiento es cambio.
El cambio es aprendizaje.
Y así todo vuelve a empezar, haciéndome ver,
Que la seguridad no existe en la quietud, sino en la vivencia del movimiento.

Disfrutando del destino, de la vidade ti y de mí, gracias.















viernes, 4 de diciembre de 2015

I doctor

Soy médica-cirujana. La necesidad de descubrir los mecanismos que hacen funcionar la vida me llevó a serlo. Hubiera podido ser bióloga, pasión que recuerdo me obsesionaba de pequeña, pero cuando llegó el momento de decidir, ya tenía claro que quería relacionarme con seres humanos en vez de otros seres vivos. Siempre he tenido admiración por cómo la vida se las apaña para avanzar, para ser, para existir. Y a través del trato con las personas me he ido dando cuenta de lo maravilloso de nuestra especie. Cómo siendo igual que cualquier Ser Vivo, poseemos la capacidad de crear nuestra propia realidad, no siempre desde una transformación física, sino desde la mente, y con ello transformar la materia y obtener resultados diferentes ante iguales condicionantes…siempre me ha parecido de admirar.
Vara de Esculapio

Por eso cuando entré en la facultad y sólo hacía prácticas con personas muertas, corría por ahí un grupillo de estudiantes que siempre comparaban burlonamente el silencio de los muertos con el silencio de los anestesiados. 
Yo siempre le hablaba a todos los cuerpos que profanaba. Y lo sigo haciendo. Abrir un tejido, cortar, interrumpir el flujo vital de tejidos sanos para llegar a aquél afectado para repararlo siempre me ha parecido lo peor de mi trabajo; he sido firme defensora de técnicas lo menos invasivas posible, tanto para diagnóstico como tratamiento, quirúrgico o no, y gracias a ello, y a que ahorran dinero para el gobierno, he podido ver y participar de la gran inversión y desarrollo tecnológico que han acompañado a este campo en los últimos 50 años.

Cuando un paciente paciente me escucha, puede aprender mucho de su cuerpo. Puede participar más activamente de su evolución, de su sanación. Hay personas que no quieren saber; sólo quieren que hagas tu trabajo y punto. Pero en el quirófano mandamos el anestesista y yo. Y yo sigo informándole de mi trabajo puntual y de lo que espero de su cuerpo…todo queda. Igual que con los que están bajo los efectos de la anestesia general. No es un cadáver, desprovisto de toda vida. Exhuma vida por todas las células de su cuerpo, o en su defecto la inmensa mayoría.

Apoptosis. Recuerdo que cuando era estudiante había cosas que se me daban mejor y otras que no me gustaban y me costaba prestar atención. El lenguaje médico me apasionaba. Dedicaba horas a averiguar la etimología de la palabra, con resultados muchas veces sorprendentes que me mantenían obsesionada cada cierto tiempo. Reconozco que así estudié muchas de las patologías y con el tiempo he aprendido a hablar con los pacientes desde términos neutrales, que no impliquen para ellos un condicionante mental que refuerce la propensión que tenemos cada uno de psicosomatizar todo lo que nos pasa por dentro.

Apoptosis. Muerte celular programada. Una demostración más de lo perfecto que es el universo. La apoptosis es responsable del desarrollo, de prácticamente todas las enfermedades que se dan en el cuerpo humano. Porque ella sola por sí permite una regulación autónoma de la vida. Y es cuando falla, que los médicos tenemos que actuar porque genera diversas patologías y disfunciones vitales.


Las posibilidades de descubrimiento y de sorprenderme todavía aún que tiene mi trabajo, después de más de 10 años dedicándome a un campo tan extenso como especializado, siguen alimentando mi alma.
Cierto es que para el sistema tanta especialización ha limitado el acceso a campos exclusivos, haciéndolos independientes, cuando en realidad, todo forma parte de lo mismo y es a través de la investigación conjunta que se consiguen avances significativos, algo que muchas veces se obvia o se olvida, con la consiguiente dificultad para lograr resultados sorprendentes. 

Resulta muy difícil poder abarcar el descubrimiento de la vida en una sola vida.

sábado, 28 de noviembre de 2015

AMEN

Vivo en un país del llamado primer mundo, en una ciudad pequeña y tranquila. Poseo una cultura, tengo acceso a la información para poder decidir, el funcionamiento de mi sociedad está regulado por leyes que garantizan la mayor independencia y derechos humanos individuales y colectivos.
Puedo hablar y expresarme como quiero, no soy ninguna pieza clave para el sistema, y paso completamente desapercibida, no soy excluida ni por mi condición sexual, ni mi color de piel, ni mis creencias, a priori se respeta mi Ser en igualdad de condiciones que mis semejantes.
Puedo sentirme muy afortunada e infinitamente agradecida. Sobretodo porque algo dentro de mí sabe cómo se malvive fuera de aquí.
Todas las vejaciones a las que son sometidos niñ@s y mujeres en muchos lugares del planeta por su condición de débiles e inferiores.
Las guerras, el daño que hacen las guerras civiles, entre hermanos, vecinos, antes amigos, qué queda después de eso? Familias separadas, comunidades exiliadas, respetos y derechos fundamentales para tod@s violados, estropeados, injusticias, dolor, represión y falta de equidad.
Y qué pasa con los niñ@s que sobreviven a la guerra? Que no hayan podido exiliarse con su familia, teniendo que ver morir a sus padres, familiares y amigos en las peores condiciones posibles...qué aprenden de la vida? En qué valores y creencias crecen?
Y los soldados de guerra? Los del bando de los buenos y los de los malos, qué pasa cuando apretas el gatillo, disparas y matas a una persona. La primera vez. Y la segunda? Y si lo dejas moribundo y lo ves? Y si eres un niñ@ de la guerra, ahora convertido en joven, qué corazón te queda del niñ@, cuánto tiempo llevas mirando a la muerte de frente?
Y qué conseguimos entre las asociaciones humanitarias que intentan estar allí donde los derechos humanos fundamentales estén pedidos o en peligro, poniendo en peligro sus vidas. Gracias a estas personas en el mundo, esos lugares se convierten en un lugar mejor, y todas aquellas personas que entran en contacto directo con los colaboradores humanitarios, se nutren del amor y la devoción hacia ell@s. Y estoy convencida que logran una chispa de esperanza en el corazón de es@s niñ@s hij@s de las guerras.
Pero no es suficiente, no hay personas en el mundo capaces de un sacrificio así en una implicación total. No es tarea fácil.
Desde este primer mundo en el que vivo cómodamente y sin conflictos (más allá de los propios :) donde intento hacer de mi vida un lugar mejor, porque mi exterior me deja dormir en paz, sólo puedo hacer que pedir; pedir a la madre de todas las madres, y a todas las madres, humanas y de cualquier naturaleza que existan, para que alenten a sus hij@s a amar, que permitan mantener el espíritu del niñ@ intacto.
Y también que todos los poderes creados con la materia y ensalzados a la categoría celestial, vuelvan a la tierra, de donde salen, para quemarse y volverse a hacer.
Por nuestro bien, AMÉN.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Mujeres y niños

Me siega el vacío en que me he convertido, ciega del llanto después de tan dura travesía en el desierto, no acierto a comprender por qué he muerto, porqué mis protones se han destruido, dejándome un electrón que posee el embrión de algo mucho peor, un desamor, una realidad inconexa, perversa, poblada de un ser imaginario, enfundado en traje de adversario, producto de un corsario de altamar, incapaz de pisar tierra firme,dejando una huella imborrable, canjeable por dolor, pánico y horror, qué pundonor! soy la certeza de lo peor, del deshonor, la evidencia de no querer hacerlo mejor. Excusas y reclusas, rehuyes lo que oyes, rechazas lo que no ves, condenas lo que eres y nada quieres ser, viviendo a salvo de las huestes, echando pestes, oliendo a heces, y haciendo las veces de pareja de una cualquiera a quien has tomado por vieja pendeja, para usar y tirar cuando decidas echarte a la mar, en el barco que has construido y sólo entran tus amigos.
Mujeres y niños no son bien recibidos.

BSO: RESPETO (kiko Veneno)

lunes, 16 de noviembre de 2015

Sólo SÉ que flotO


Una alegría risueña despierta, mi corazón late con fuerza y tengo la mente abierta; y aunque en tu pozo yo me hundí, y de nada sirvió, todo lo que hice fue por amor, me desbordé y todo se inundó. Subí a la superficie a respirar, dentro del agua no se está nada mal, cuerpo ignoto, sólo sé que floto, pero no me ignoro, soy especial, lo sé, tengo mucho que dar, también que aprender. Vivir es toda una odisea, un subir y bajar las mareas, y yo soy afortunada, puedo dar gracias, sé cómo vivirla y con quién compartirla. Algún día llegarás a mí, lo sabemos, estás esperando el momento, es sólo cuestión de tiempo, te guía el universo y en ello estás inmerso; vivir no es fácil, pero quién dijo que no fuera divertido? Para qué ser un aburrido, que sólo sueña en positivo, pudiendo ser multicolor, llena de gracia y dolor. La vida pugna por salir, quiere Ser, existir, una roca, un oasis o un desierto, siempre hay un medio en el que hacerse ver, florecer.

BSO: INSURRECCIÓN
En esencia y en presencia, me guía la autosuficiencia. Humanos del mundo, uniros y sentiros divinos, olvidad a los vampiros y asesinos, dependientes e ignorantes, despertad y salid a bailar, ésto es lo más, girar y girar y notar el aire cortar, la respiración pausar y el centro encontrar. La palabra usar para la realidad crear, estamos aquí para asentar lo que el futuro será.
No dejemos que el presente nos sea indiferente, adiós a las guerras, paz y buena voluntad, digamos siempre la verdad, porque aunque duela, ésta es buena. 
Y no nos dejemos engañar, somos lo más de lo más.

sábado, 7 de noviembre de 2015

El tiempo que vivimos peligrosamente

El tiempo es inexorable, no sondeable, además de implacable.
Podría decir que me será muy fácil, sólo con revivir el que he perdido, mas saberme repitiendo no es plato de buen gusto. 

El mal acecha sin vergüenza, así como sinvergüenzas son la mayoría, y eso a mi no me aquieta, con lo mío debo guardar prudencia. Ser sigilosa, a riesgo de romper la cosa, sea cual sea. 
Aprender a desaprender es difícil, pero con humildad todo llega, sólo es cuestión de querer; yo pido para que así sea, el presente me acompaña, y tú ya no, pasado. Pasado mañana sin falta te llamo, hace mucho que no lo hago. Y un día de éstos voy a verte, a ver cuándo quedamos! Pues estoy bastante liado, quizá mejor en otro momento, ya si eso yo te cuento. 
Apetece un café de sobremesa, necesito sentir que no soy esa, que tanto miro desde el espejo, ahora roto y hecho añicos, no soporto lo que veo, que dirías tú. Ya no existe fiel reflejo, ésto me pasa por pendejo, inquieta y activa, yo lo era todo para ti hasta que dejé de sentir. 
A tiempo vi al tipejo, quien después de 13 años me quiso tomar por idiota...pero tú estás mal de la chota? No perdería en ti ni una hora! En cambio háblame de cambio, y me tendrás por pelota, pienso ser tu fiel devota, sorber conocimiento hasta que en ti no quede gota. Y no me toques la política, la retórica de quién yo me sentía mascota, y resultó ser otra la rica, yo me quedé sin nada, pues no quería volverme loca. 
BSO: A este lado de la carretera


Mi cabeza hervía cuando mis manos estaban frías; busqué mil compañías, las noches se hicieron días, y claro todo lo veía, con alegría y vida, ninguna como la tuya, la mía, la nuestra, qué nuestra? Si tú estabas de fiesta! Esperaba y esperaba... A qué, bonita zagala? A que tú me hagas. Yo? Pobre de mí, tan sólo soy un infeliz que pensaba que podía estar allí cuando en realidad estoy aquí. 
Pues yo estoy así, desganada y poco descansada, en el sofá tirada con la música apagada, y el telón de fondo de la guerra fría, que me entumece las costillas y humedece mis pulmones dejándome el corazón mohíno, habrá en el mundo un amor como el mío?
No se me da bien contar el gentío, menudo griterío, rancios, borrachos y niñatos, provocando mi desacato, quiero irme del patio! es que nadie me escucha? Hay al menos alguien sensato a mi lado que consiga además hacerme reír un rato? Hay lo, sólo hay que encontrarlo, mujeres y niñ@s primero.
Sólo me faltas tú y ya no te conozco, la vida pasa inexorable, inevitable e inexcusable.


martes, 4 de agosto de 2015

El Hada Bailarina

Bailaba y bailaba hasta que la música paraba.

Ensimismada, extasiada y algo confiada estaba, mientras el macho acechaba.
Esperaba y esperaba a la bonita zagala,
Para hacerla suya en cuanto la canción terminara.

Por dónde el hombre no se enteraba, que estaba ante un hada, 
Que todo lo mira con ojos de bien amada,
la cual tenía forma humana, y mirándole a la cara,
le dijo, estás haciendo trastadas
y la vida te va a jugar una mala pasada. 

domingo, 2 de agosto de 2015

ALMAS GEMELAS



Todos, por poseer alma, siendo el alma la misma cosa y procedente de la misma fuente, podemos considerarnos almas gemelas. Nadie es diferente a nadie, en esencia somos todos iguales. Y no sólo en esencia espiritual, sino biológica. De hecho, se nos ha demostrado que no somos diferentes a una lombriz de tierra, en cuanto a cadena genética, o sea, herencia material.

Si alguna persona pudiera pensar que, por sentirse alma gemela de otra, eso da por hecho el trabajo que supone el llegar al amor incondicional para con el otro, está equivocado.

El Ser Humano, como Ser Sociable que Es, aprende por imitación, y a través de su entorno, extendiéndose a medida que va desarrollando su capacidad para ser individual. Aquellos arquetipos que tanto le gustaron a Carl G.Jung, y sobre los que desarrolló una extensa y verificada teoría, nos hacen diferentes unos de los otros de una manera que no podemos conocer conscientemente sino es a través de la existencia de dichos arquetipos.
Somos según el lugar al que pertenecemos. Somos en base a la cultura que hemos elegido dentro del lugar en el que nacimos. A partir de ahí, crecemos dirigidos por nuestro entorno más íntimo e inmediato.

Y todo eso que somos (creemos, experimentamos) nos ha hecho únicos. Seguimos siendo igual al resto en esencia, pero no en presencia.

Libre albedrío no significa voy a hacer lo que me dé la gana solamente. Significa voy a Ser Yo. Haga lo que haga, soy responsable de ello. Y para mí es muy bonito hacer las cosas bien. La sensación de Ser Yo y estar a gusto con mis acciones, para mí significa la plenitud en la vida.

Puedes Ser tan diferente como Seres Humanos hay en la Tierra, vivir la vida plenamente es estar a gusto con los hechos, lo que Se Hace, lo que Se Es. Cuantificable en tiempo y en materia, pues nuestra dimensión en la Tierra es ésta.

Puedes ser famoso, rico, pobre, débil, fuerte, puedes Ser lo que quieras, es el Libre Albedrío.

Y con la libertad de Ser, la responsabilidad de Serlo.

Si eres una persona sana, en tu sano juicio y cuerpo, puedes sembrar en otros jardines semillas de ti, por hablar metafóricamente.

Puedes relacionarte con otras personas a un nivel íntimo. Una vez que tu Yo está libre y responsable, puede participar del descubrir y permitirse Ser, su lado menos desarrollado a través de otra persona, mediante la desnudez más absoluta, para llegar al conocimiento y el reconocimiento de mi otro Yo en Él/Ella.

Ese sería el grado de pureza a alcanzar en ese Dos en Uno. Donde media parte de ti está unida, y a partir del tiempo y las vivencias indisoluble,en la otra media de la otra persona, y viceversa.

No es magia, ni poesía de almas gemelas y realidades intangibles.

Lo verdaderamente importante de las relaciones íntimas, estriba en la sincronía de ritmo con el otro. Encontrarse en el camino de la vida por estar ambos en paralelo, y vibrar en la misma frecuencia, nos hace sentirnos a gusto en el otro y eso nos reconforta. Un mismo nivel de vibración es fundamental para el buen entendimiento. Cuándo sabes que estás en la misma longitud de onda? Cuando hay sincronía, lo que tú sientes y percibes, la otra persona lo siente y percibe igual y a la vez. Y para ello es imprescindible la apertura y la entrega total al otro. Porque sólo así se puede conocer al verdadero yo.

Y para eso es fundamental abrirse por completo al otro. Para que pueda ver, en la profundidad y unicidad humana que cada uno somos, lo que está buscando para complementarse. Porque eso se busca o no se busca, y luego, se encuentra o no se encuentra. Lo primero es una decisión voluntaria.

Desnudarse así ante el prójimo no es tarea de gusto para muchas personas. Cuántas más capas nos hayamos vestido, más trabajo tenemos por delante. 
La sociedad está enferma y llena de miedos en forma de condicionamientos...como ejemplo tanto el desnudo físico como mental provocan reacciones incómodas y amplio rechazo por una gran mayoría de la población.

Y luego viene la vulnerabilidad, la desprotección, igual a cuando fuimos niños y nos mostrábamos tal cual éramos...cuánto más quisieron erradicar de ese niño, menos amor hacia sí mismo, y más difícil encontrar el camino hacia la incondicionalidad.
Primero debes conseguir amarte al máximo. Ahí está la medida de tu amor y lo que vas a ser capaz de amar en el otro. No puedes amar más allá de lo que no conoces.

Una ardua tarea para muchos y muchas personas.

Por eso la llegada al amor incondicional forma parte de un camino, y cada uno decide por dónde lo traza a través del libre albedrío, incluso se puede ser libre para decidir no caminarlo. El camino se hace con acciones, que previamente han generado pensamientos, que se han puesto en marcha por sensaciones, cuyo leiv motiv es conseguir creencias o existencias, o el mismo germen motor que nos hace Ser, la razón de Ser del Universo entero, crear.

Puedes elegir, mientras vas haciendo camino, al lado de qué personas trazas senderos. Incluso puedes hacer un gran camino que apenas permita intersecciones, hablando metafóricamente. Todos los ejemplos son válidos. Porque para eso somos humanos. La plenitud personal ni el alcance del amor incondicional están ligados a tener muchas relaciones o pocas.

Por eso es imprescindible ser cuanto antes único. Para saber definir el Ser Humano que hay en ti, y encontrar el camino que a ti te vale. Y desde esa posición de poder personal, podrás ver los caminos a tu alrededor, y quién sabe, en alguno d ellos desearías perderte las mil y una noches...
Sin embargo, nos hemos vuelto cómodos y preferimos coger atajos (adoptar vidas ajenas), sumarnos a las grandes autopistas (confundirnos con la masa), y al final las vivencias se repiten tanto que nos terminan volviendo insensibles ante la pérdida de tiempo de vida única e irrepetible, que es para lo estamos programados con tanto detalle. 

La ventaja con la que contamos es que para no tener la sensación de pérdida, logramos evasión, y actualmente, poseemos drogas suficientes para vivir anestesiados siempre que lo necesitemos. Televisión, alcohol, drogas ilegales, legales.

Es una muestra más de la trampa del sistema para mantener la pérdida del Ser Único.

Exploradores o colonos, da igual, todos tenemos que sentir lo que Somos desde adentro.