martes, 15 de agosto de 2017

A mi llegada

"Te escribiré una carta". Ahora tengo que marchar sin falta.

Quién soy yo para secuestrarte del mundo, para destituirte de lo para ti creado, y destruir tus rincones privados!

Mal presagio el de la ilusión que sólo obedece al ideal, sin tener en cuenta la razón de lo real.

Dime amor, cuando todos se hayan ido, entonces quedaré yo?

Permite pues, que desobedezca tu llamada, ensombreciendo mi sentir, mas lo que está destinado a unir, se encuentra desprovisto de todo sentir cuando el buen fin es dividir.

Por un tiempo me veré malviviendo en mí, pero lo que no ha de ser para mí no lo deseo para nada mío.
Evitando vivir en el sufrimiento y la enfermedad de servir al egoísmo, dejaré de sentirme parte del alma ajena, lejana, dividida en pedazos, destazos de trazos y esbozos en mi existencia, en cuyo mecenazgo reina la frescura que me provoca locura por la vida.

Haz pues tu deber de partir y dejarme sin ti, mayor sería el disgusto de verte a mi lado obligado. La libertad de uno empieza en el respeto hacia los límites del otro.

Es en la verdad donde podemos encontrar la realidad de las cosas y aceptar que son, con y sin contradicción.

BSO: KaseO-Mazas y catapultas
          Feten feten-Treinta de febrero
          Depedro y Vetusta Morla-Diciembre


lunes, 31 de julio de 2017

Soy antisocial y la vida me da igual

Unos días me creo lo más y hoy lo menos, será que soy así, depende del color del cristal según me mire.


Que tengas la capacidad de encumbrarme o dejarme tirada sólo es culpa mía. Que tu mirada sirva para alegrarme y tu desprecio para minarme sólo es responsabilidad mía.
Nadie debería tener esa influencia en la vida de nadie, ninguna deberíamos dejar en manos de nadie ni nada, nuestra felicidad y bienestar.
Darle tanto poder a alguien sobre el estado personal es indigno.

Ni tú ni yo sabemos hacer feliz al otro con nuestra totalidad como personas, se trata pues de compartir lo mejor de la felicidad, sabiendo que la realidad es a medias, pero sin desdeñarla, porque es el lado bueno de la vida, junto a las pocas personas que tengo la oportunidad de estar a gusto.

Entiendo perfectamente que mis excesos, culpa de la necesidad del ego de ser alguien importante, sean nefastos cuanto menos significado tenga para la persona que me recibe.
Me vuelvo antisocial y cada día que pasa, la vida me parece menos importante.

Hay tantas formas de amar como personas, y de la misma manera igual somos, tal cual amamos.

A pesar de la ilusión por un mundo mejor, y una vida plena, sólo puedo esperar destruir la imaginación que me posee, y aprender a ver la realidad con la crudeza de quién soy, que no sé nada, y lo único que siento está al revés de como debería ser. Que todo lo bonito forma parte de la ilusión y la imaginación, nada es fácil en esta vida, empezando por la misma vida.

Y el amor es un sentimiento que en mi casa ha sido y continua siendo ineficaz e ineficiente, insuficiente por inefectivo; y siendo necesario para la supervivencia, una salida inevitable ha sido echar mano de la imaginación, a falta de experiencias sanas y de hábitos amatorios saludables, creer en cuentos de hadas y hermosas princesas es una versión disponible sobre algo que no se siente ni se vive, y por tanto no se conoce. Además socialmente extendida.

Sin embargo es lo peor para el aprendizaje.

Cuando una se da cuenta que no es para nadie, y que nadie es perfecto para ella, empieza el cambio y se hace posible el único camino que pasa por aceptar la verdad, que siempre está basada en hechos reales.

BSO: Mi vida rosa-Los Romeos


jueves, 25 de mayo de 2017

Grandes documentales


Como un susurro










El mismo león recorre la sabana,
cabeza erguida donde no se mueve nada.
Tranquilo, sin importante quehacer,
está acostumbrado a ser el rey, su ley, y le va bien. Come lo que quiere cuando quiere, camina por donde le apetece, y descansa como se merece su derecho a la pereza, sociabiliza con su gente y los demás animales sienten y padecen.

Todo parece ambiguo, lo sensato es alejarse
antes que quedarse cerca y que huela a carne, sin dar un paso en falso que lo ponga en jaque.

Y yo que soy una humana risueña, en vez de huir de tal pantera, muy serena, le cortaré la melena hasta rebajarlo a hiena, y así acabaré la escena, ajena a su cena.

lunes, 22 de mayo de 2017

Así sí

Llega el buen tiempo. Estoy feliz, Y cuando estoy así, nada tengo que compartir aquí. 
Acaso de vez en cuando aúno mis pensamientos y escribo alguna perorata pseudo filosófica con aires de autosuficiencia y tufo humanista.
Todos unidos por el mismo guión...

It's just me, myself and I

lunes, 15 de mayo de 2017

Mi cabeza por un abrazo

Sola de nuevo.
Cada vez más consciente del porqué de mi soledad, y con menos capacidad de ofrecer lo íntimo que hay en mí. Conocer gente, encontrar a alguien que puede parecer y luego no ser, volver a empezar, sin ganas, sin amor, desde el desconocimiento, la falta de tiempo, el desencantamiento, ilusiones machacadas, comprobar el automatismo, la inmadurez, el egocentrismo, todo por el carpe diem, aparentar vivir sin pararse a pensar, restando sentido y compromiso.
Hay momentos como el de ahora, en los cuales, a pesar de todo lo que tengo por hacer, leer y aprender, necesito el estímulo de estar entre interesantes compañías, allí donde yo quiero vivir sin al parecer, lugar de ser. Hoy por hoy mi ignorancia me precede, a esas personas se accede por la puerta grande del conocimiento,
What do I get?
 y yo llego tarde y voy contrarreloj; el decaimiento me abate, desearía un ser humano amigo que me ofreciera su tiempo de vida con un afectuoso y cariñoso abrazo. Sin exigencias, sólo por ser como soy, con mis limitaciones e imperfecciones.
Esta noche moriré de pena viendo pasar desvelada, la hora de ir a la cama, esperando que Morfeo, vestido de Príncipe Disney, para tener felices sueños, me lleve al lugar donde se produce la desconexión mental y deje de ejercer este 
Autosabotaje!
Mañana muerte segura, y para colmo de males, martes, me queda la semana entera...


Soy alquimista reducida

Alquimia en la cocina y arte de despensa, qué bonita es la dependencia de los fogones; el ritmo del sofrito, la temperatura del horno, el asado suave, la organización impecable. El factor tiempo- presencia, las masas, las cremas y mousses; colorear y dar brillo, machacar, espolvorear, dorar, freír, pochar.
La síntesis de opuestos, cuajar, licuar, gasificar... La diferencia entre aspectos, modelar, mezclar, batir, subir, hojaldrar, montar, acompañar, cuidar los detalles.

Hemos probado y experimentado toda manera de cocinar
-transformar- comer todo lo que nos envuelve, plantas, raíces, frutos, semillas, hojas, insectos, ratones, culebras y serpientes, grandes y pequeños animales, aves, pájaros, peces, ballenas, tiburones, algas, y cientos de cereales.

Nos lo hemos comido todo. T O D O

Y ahora hacemos arte de la supervivencia. Sublime expresión de los sentidos, oler la transformación, ver la variedad de colores, gustar las texturas, tocar y cambiar, oír la programación y sentir descanso, todo está en orden, la alquimia de los elementos en los alimentos está funcionando; relajo, paz, amor, mientras remuevo el caldero.
Apio, puerro, patata y col; pata de gallina, pie de cerdo y hueso de jamón, soy la bruja de mi cocina. Y preparo brebajes exquisitos, desayuno, comida y cena, lo que sobra lo guardo todo en la nevera, siempre llena, gracias a mi billetera, el arte es caro, la harina de espelta ecológico sostenible, también.

Y yo me debo a mi arte. Soy escasa de ver en en cualquier salón. Prefiero el calor del hogar.







jueves, 11 de mayo de 2017

Homenajes desnudos al tu

Siento tu pie descalzo bajo mis sábanas, tu rodilla dolorida al aire libre, mientras tu muslo derecho está atrapado entre piernas, tu sinuosa cadera, empieza curva, recurva, se cruza y une a tu cuellilargo, que puentea y hace barranquismo hacia tu bonita morfología cráneal, donde oh!Dios, libres seáis, tu lascivia y tu crepitar, otrora redactadas apoyado tu cuerpo en la cama, en tu piel dibujadas al infinito, con lengua de saliva aterciopelada, así tu corazón fondea y tu mirada se tregua, con tu melena reposada en la almohada.
Ser de nuevo para estar plenos?
Estar a solas para ser libres?

En tu duda me sumerjo, habrá guión importante? Tu todo es la nada de otros.

Tu mejor camino es tu destino, movamos la razón entre tu mente y tu condición, tu papel bien aprendido "paz y amor querido-amigo-estimado", tu argumento gustoso y apacible, ir hacia ti y guionizar tu encuentro hojaldrado de mil hojas, previo babeo conductivo.

Imaginarnos amanecidos y enmarañados, tu bonita mañana de cumpleaños, posterior a tu noche de primavera sin sueño..

Only that...sólo eso

Homenaje al TU a través del YO


lunes, 8 de mayo de 2017

Querer saber

BSO: Do you want to know why I hate you

"Tu odio es bastante limitante, no puedo compartir nada contigo", me has dicho.
"Tu amor fue tan limitante, que apenas me dejaste compartir nada contigo", te respondo.

Por qué?
Odiar es una forma limitante de amar, así como también lo es recelar
Qué significa para mí amar?

Tener lugar y tiempo para alguien, sea en el pensamiento (mente), como el sentimiento (corazón) incluso contacto (cuerpo), es entregarte a ello en tu vida; sea para bien, para mal, para nada, parte o todo. El tiempo-espacio ocupado conforma la materia de la que estamos hechos.

Amar es compartir lo más valioso que tenemos con la persona/-as amadas.

Lo más valioso que tenemos es la vida que vivimos, que es el tiempo que pasemos en este lugar del espacio.

Los seres humanos aprendemos por imitación, y de nuestras propias experiencias, conforme éstas se van haciendo en el tiempo, dejando un trozo de nosotros.
El tiempo que estamos viviendo aprendiendo de otras personas, es amor, atendiendo al valor de nuestra vida, tiempo y espacio de cuerpo- materia ocupado.

Por tanto todo nuestro tiempo es amor de vida.
Tanto amor tengamos, tanto valoramos nuestro tiempo.

Tanto tiempo pasemos en relaciones y tanto tiempo vivido para aprender, o perder el tiempo, nos hacen seres más valiosos o menos.
Sólo los seres valiosos han trascendido la vida. Han cambiado y con ello han cambiado a sus futuras generaciones, algunos han revolucionado a todas las generaciones humanas. Han valorado su tiempo y les ha sido de valor lo conseguido por ello.

Evolucionar es el único sentido de la vida, el proceso de mejora continua con el fin último de la supervivencia, la adaptación al medio mediante los cambios, es la fuerza de la naturaleza.
Para evolucionar es imprescindible aprender y saber que el cambio es inevitable.

Por eso desde que recuerdo, he estado a favor del cambio, he mantenido la ilusión por la acción, "el movimiento se demuestra andando", dicen, y hasta ahora me he visto preparada y apenas había sentido miedo, confiaba en mí a pesar de ser bastante limitante-inconsciente-ignorante de la vida.
Y en mi fluir con la vida, me dejaba llevar por la fuerza del impulso- intuición- fuerza vital.
Sin embargo resistirse al cambio es seguir igual, repetir una y otra vez las mismas historias, situaciones, etc, Viva la monotonía! Arriba el miedo! Que viva el mal, viva el capital!!

De todo en la vida se saca aprendizaje si uno está dispuesto a ello, hasta del tiempo perdido, poco aprovechado, escasamente valorado y nada productivo (ésta es la vida de otro que bien conozco, me suena familiar)
Hacer todos los días algo igual, en modo automático, sin darle valor al tiempo que pasas con los seres queridos, es decisión de cada uno, sin embargo, sin cambio es difícil el aprendizaje, y con ello la evolución.
El tiempo que pasamos con las personas define el valor que le damos a nuestra vida hacia los demás (recordemos que aprendemos por imitación y somos seres sociables por naturaleza).
La vida interior es muy rica, algún iluminado dijo que sólo estando completos podemos ofrecernos plenamente.


Desafortunadamente nacemos dependientes de todo. Nuestro trabajo es mantener el equilibrio entre la ignorancia y la independencia, y aprender quiénes somos y qué estamos haciendo aquí.

Nacemos a vivir, sumar experiencias todas medidas por el tiempo, venimos de una familia en unas circunstancias que nos definen, hablando en negativo, nos limitan también, pues son, existen, nos marcan cuando somos dependientes y parece ser que mucho antes, la información genética pudiera tener cierta inteligencia-capacidad propia más allá de la que conocemos ahora.
De todo ello deduzco, oh, simples mortales, que tenemos mucha información, sin por el momento saberlo todo.
Hasta donde sabemos nos hemos cerciorado que es ley. Seamos realistas y pongamos todo en relativo y críticos con nosotros mismos. Hasta Einstein pensaba que había una tercera teoría que lo unificaría todo. Estaba equivocado?

De dónde procedemos exactamente? El tiempo que llevamos siendo es real o todavía nos queda por descubrir algo más?El universo que nos rodea es infinito o en algún momento terminará?
Mucha maquina, tecnología, demostración matemática para aprender y desaprender porque las incógnitas nos siguen día a día persiguiendo, Es una carrera que se terminará pronto, desgraciadamente por el ritmo que vivimos y nos están convirtiendo, desde el único poder tirano y soberano que es el monetario, ganar más y más, crecer, consumir, usar, poseer para ser, tirar, gastar, perder, y reír y reír.
Programas de entretenimiento, fútbol, prensa rosa, amarilla, negra y de colorines, pan y circo, ya lo hacían los romanos.
Y el pueblo vulgo, a seguir y seguir la fiesta y la jodienda.

El tiempo de vida nos pertenece. Y es responsabilidad de cada uno vivir de ello.

Valorar un tiempo como preciado, gustar de la compañía del otro y ofrecerle a cambio ese tesoro que somos cada uno en forma de tiempo-presencia, todos imperfectos, y cada uno con sus ancestros propios y caminos de trabajo diferentes (pienso que algunas personas lo tienen más fácil que otras y viceversa). Aunar esfuerzos, mirarse a través del otro, y servirle de espejo, aprender a conocer- se, por imitación, por reflejo, esas significan las relaciones humanas propias, las reales, en vez de pantallas,  programas TV de entretenimiento donde salen humanos pseudo-relacionándose, o chats y redes sociales de postín, y conversaciones de barra de bar llenas de vasos de alcohol (léase también cualquier droga) como de verdades que se convierten en resaca.

Yo llevaba vorágine de cambio, soy ritmo y movimiento, danza y lateralidad, buscando la sincronía que muchas veces desatino, desafino y descompongo. Mi vida sigue un camino, es fácil verlo en perspectiva, pese a que en tierra hay muchos obstáculos, árboles, arbustos, flores, como todo camino, cuando transitas por él, es complicado ver lo andado y lo que queda por andar.
Mi american guay of life se había desmoronado y en vez de hacerle frente y ser consciente y aprender de ello enseguida, andaba evadiéndome, buscando una salida. Y nos encontramos en ese momento.
Me encontraste delirante, cual Quijote luchando contra los elementos, resistiéndome al cambio a pesar de desearlo, sin la capacidad de aceptar de dónde vengo (por decirlo suavemente), y sin saber adónde ir.
Galopando por el tiempo, sorbiendo momentos, buscando otro camino para mí, diferente al que yo escogí en su momento, al momento que soy, y habiendo renegado de quien procedo.
Todo en la vida pasa por momentos.
Me dejaste galopar, y me pasé de pueblo. Y la distancia se hizo un mundo.

Y mientras tanto yo intentando cambiar mi mundo contigo, rehusando el mío y viviendo  la vida loca.
Y tú huyendo del mundo conmigo, y después solo y satisfecho de quedarte en tu mundo contigo.

Porque si una persona deja de aportarte, de sumar experiencias valiosas, es de amor propio evitar pasar tiempo con ella. Y sin embargo, lo que es de amor propio, como andamos faltos y escasos de ello, al menos en las generaciones anteriores a final de siglo, lo convertimos, en esta sociedad hipócrita llena de falsas apariencias y mentiras piadosas para quedar bien (léase hipocresía), en excusas de buen talante lo suficientemente firme para dejar clara tu postura, inevitable, tajante, incluso hay personas como yo que añadimos el toque victimista ;) y salir por la tangente en diagonal con paso firme y triunfante manteniendo las posiciones y sin espíritu de cambio ni de probar cosas nuevas y hacerlas diferentes.

Yo antes era diferente, todo lo contrario...cómo una persona puede cambiar tan radicalmente?
Por el miedo. Los fracasos son espinas que me han hecho dudar de mi capacidad de salir airosa de los cambios.
Además, el sistema nos quiere miedosos y dependientes y quietos por miedo a movernos y hacernos daño. El éxito está sobrevalorado y el fracaso, condenado.
Y ahora estoy inerte, mirado hacia vidas ajenas, perdiendo seguidos los segundos, aparentando vivir en un estado de bienestar conformista de comodidad adquirida.
Y para colmo de males, el sol que salía todos los días antes de cambiar de residencia, aquí donde vivo en invierno sale media hora y se esconde por todo el día...

Ayer me hablaron mucho y muy bien, fue un tiempo-presencia muy valioso del que aprendí varias cosas. Una de ellas, fue una frase que me iluminó: "Prefiero sentir pena que enfado", y lo que aprendí para mí es que en vez de odio, me siento triste

Siento tristeza de haber ofrecido lo más valioso de mí sin haber sido consciente que lo tengo hipotecado.
Tristeza de habértelo ofrecido endeudado, y tristeza al ver que pago mi condena con pena, y ese tesoro robado ahora yace parte del pasado, olvidado en el recuerdo, una quimera como es también el futuro.
Y el único tiempo válido, el presente, nos es indiferente.

Deudas y dudas, ahora sé cómo me siento.
Es odio? Es intolerancia a la frustración? Limitante capacidad de aceptación de tu conformidad? Seguramente. Porque como bien dice Guy-Habori, si supiéramos cómo, lo haríamos mejor.
Sea pues como veas o sientas que sea, así nuestros caminos jamás se volverán a encontrar por voluntad. Todo sigue igual en apariencia, nada ha cambiado en la realidad.

Fuimos lo que somos, si fuerásemos lo que quisiésemos, quizá hubiesísimos sido. Pasado pasando está. Me destornillo, que llega el buen tiempo, joy of life, always fun.

jueves, 4 de mayo de 2017

Bloqueo

Cada vez que veo un ciclista con maillot, me entran ganas de atropellarle.
Cada vez que un hombre me desea, deseo patearle los cojones.
Cada vez que una persona me halaga, huyo para desaparecer de su vista.
Cada vez que miro a una embarazada feliz, siento cómo se me revuelven las entrañas.
Cada vez que veo el cariño que tienen algunos hombres a los hijos de su nueva pareja, muero.
Cada vez que observo triunfar al amor por sobre las dificultades, lloro amargamente.
Porque jamás me había fijado como hasta ahora en los ciclistas.
Porque jamás había mirado con tanto desprecio lo que contemplo en el espejo.
Porque jamás supe que los halagos fueran falsas esperanzas con fines egoístas.
Porque jamás quise matar al fruto del amor que se gestó en mi útero.
Porque jamás conocí a ningún hombre que amara a una madre sin sus hijos.
Porque jamás di tanto por amor, sin saber que era indigna de Ser.

Ahora me encuentro bloqueada, a pesar del cariño de mis seres queridos, quienes me aceptan con lo peor que soy (seguramente porque no pueden alejarse).

BSO: Train in vain

Desde aquí le mando un mensaje de agradecimiento a la persona que descubrió en mí al ser vil, demoníaco, dañino, imbécil, cruel, absurdo, miserable e odioso que ahora juzgo sin compasión ni perdón, siendo incapaz de amar y ser amada. Sólo merezco desprecios y maltratos por ser producto del mal.
Aún sabiendo que jamás volverá a entrar aquí...como dijo "only that".

Afortunadamente me queda media vida para aceptarme así de maldita, parece ser que es lo único que hago bien, mejorar esta mierda de infierno, y al final poder descansar en el averno de donde jamás debí de querer salir.

Espero en el próximo post publicar algo más bonito, agradable, positivo, optimista y sano, como cabe esperar de las buenas personas...alguna vez lo soy por error, debido a mi existencia física en este mundo dual.

Bonus track: Soundgarden-Black hole sun
                        Fugazi-Shut the door
                        Fangoria-Descongélate
                        The dead south-In hell I'll be in good company
                        CW Stoneking- The love me or die

domingo, 16 de abril de 2017

Fantasías animadas con final, pero feliz?

Dijo Calderón de la Barca que la vida es sueño, por lo tanto para él no era real.

Yo crecí en una familia estándar, clase media licenciada, con un montón de falsas ilusiones que poco a poco la vida me ha ido demostrando que son mentiras, desde la peor patraña que son los Reyes Magos a la crueldad más sibilina que significa sólo haber visto películas de fantasía Disney, princesas ideales incluidas.
Una discusión muy lograda en mi familia es cuando expongo mi particular visión del cuento que se nos cuenta cuando no sabemos de qué va el cuento. Qué necesidad tiene un niño de creer que tres Reyes Magos o ún Papá Noel le van a hacer regalos porque sí, o porque se porte bien, bien según la valoración de personas pecadoras, contaminadas e intoxicadas de poder y represión, ira, envidia, codicia, avaricia, lujuria, gula...esas personas le tienen que decir a un niño cómo tiene que ser el mundo?
O es preferible que lo averigüen por ellos mismos, al fin y al cabo ya es su vida la que viven, que sea el propio Ser quien investigue, descubra, le surjan dudas, y nosotros los adultos, las madres, los padres, las familias, podremos acompañarles desde y hasta nuestra experiencia y sabiduría finita.
Nadie sabe nada de nada ni todo de todo, pero con honestidad, sin mentiras ni pompas de colores, como el cuento de la cigüeña, o el del Ratoncito Pérez...por qué se perpetúan estos personajes malsanos?

Crecemos pensando que unas cosas son ciertas hasta que descubrimos que no son ni siquiera reales...qué clase de respeto vamos a mostrar por ser adulto?

Yo tengo una imaginación  tan desbordante que llegué a ver a los Reyes Magos en el salón de la casa en la que viví mis primeros 6 años de vida. No recuerdo si lo comenté en mi familia al día siguiente, mas seguramente mis padres, encantados de contar mentiras, avalaran lo que era un sueño vívido y de una sensación tan real que se guardó como recuerdo, y a pesar de no haberlo visto más, me acompañó hasta bien entrada la evidencia que tal cosa no pudo ser, incluso cuando la última prueba de posibilidad se esfumó con la confesión de mis padres de no haberse disfrazado ni mandar a nadie hacerlo...me tuve que convencer que fue un sueño cuado empecé a ser consciente de mi enrevesada mente, en mi primera juventud.
Haber estado 15 años después creyendo en aquel momento tan bonito que sentí y me llenó, siendo además el único recuerdo que poseía de mi infancia, fue especial, mágico, y aparentemente no me ha hecho daño, más allá de haber vivido con un suelo irreal, así como del aspecto inocente e inmaduro de mantener ese pensamiento, y desafortunadamente otros parecidos, como certeros.

Sin embargo descubrí en la primera mentira dolorosa de mi madre, la mayor falta de respeto por los seres queridos, que todavía hoy me acompaña. Podrá ser una tontería para cualquier ser insensible o inmune, pero a mí me afectó profundamente. Mi madre me mintió para llevarme a un lugar de visita a un señor, que me dijo iba a ser muy amable y lo fue, pues me sentó en sus rodillas y me hablaba lento y suave, confiable, y sin embargo, en un momento de la conversación me contó lo que iba a hacer, y de repente me vi atrapada y sin salida, me habían engañado,  me metió algo en la garganta y vomité sangre; después me sentí fatal, ni el helado me pude comer, lloraba a moco tendido. Estaba rabiosa, porque me dolía físicamente, y encima me sentía traicionada; me dolía el hecho de que no me hubieran contado la verdad de lo que iba a pasar, y lejos de arrepentirse o pedir perdón, estaban celebrándolo en la calle, yo me encontraba mal (la noche la pasé con fiebre) los adultos se reían, y los niños comían helado y hablábamos de lo que nos había pasado sin rencor, como parte de algo necesario y que asumíamos por nuestro bien.
No debía de haber cumplido los 7 años y no tenía la madurez que tengo ahora para aceptar que alguien a quien amas por naturaleza, te mienta para hacerte la vida más fácil o más agradable. O por comodidad, para evitar así el consenso, el aprendizaje del poner en común por el bien común, la integridad de ser honesto y llamar a las cosas por lo que son. Es más fácil coger la vía rápida, el atajo, el porque yo lo digo, con los niños es fácil, son dependientes, sí o sí es así y no te puedes ir.
En los adultos es igual, siempre que las cadenas de la dependencia estén libres, léase fuera niños, hipotecas, y amigos en común. El resto, como decía Calderón de la Barca, la vida es sueño.
Y los sueños, sueños son.

Las películas infantiles son especialistas en maquillar la realidad para hacerla más fácil y agradable y siempre con final feliz. Pero la vida feliz como tal, tiene un final infeliz, que es el fin. Y eso poniéndonos en lo peor, hasta llegar allí hay una realidad de vida, de experiencias, riqueza, abundancia, sólo hay que ver dónde estamos, lo que nos ofrece el planeta, el universo entero, la creación más desbordante. Esta es la única magia de la vida. La auténtica, el universo es expansivo, y en su expansión crea cosas que nosotros todavía ni hemos descubierto. Nosotros somos los magos, los que debemos experimentar, sin el miedo a la muerte todo es más fácil, ojalá no tuviéramos ese pánico horrible a vivir tanto.
No es un príncipe azul sólamente, son ranas, sapos, gorilas, enanos, macacos, delfines, azules, verdes, rojos incandescentes, por dentro y/o por fuera. Evitemos las apariencias.
No es una calabaza que se convierte en carroza, es un arrozal, son los campos de trigo, el maiz molido, lo que transforma una vida mísera en algo provechoso y productivo. Evitemos la vida cómoda.
No es una súper persona, amada y llena de virtudes e increíble belleza, nosotros somos seres humanos viviendo en un mundo dual y apenas conocido. Evitemos las perfecciones.
No es un gato vividor músico de jazz que protege a la aristógata con sus tres hijos, o el perro colega vagabundo que desaparece del mundo para cubrir una hembra, llevar collar y tener bebes capricho de humanos. Evitemos ser todos iguales.

Aceptemos a nuestros hijos como son. Aceptemos al guerrero como es, al investigador en su ciencia, a la mujer novelista y fantasiosa, a la que desea ser madre y a la que no, aceptemos las diferencias, alegrémonos porque existan, respetémoslas y démosles prioridad vital. Para ello debemos estar abiertos a lo nuevo, por ser diferente, claro. Estamos preparados, lo hemos estado siempre, expansivos, extrovertidos, por eso hemos evolucionado. Habrán muerto muchos en el intento, y la gloria sólo es para unos pocos, pero cuando la historia no quedaba escrita, y la muerte era algo que acechaba para todos a cada momento, eso no era algo a tener en cuenta a la hora de experimentar y probar cosas nuevas, pues teníamos intrínseco y desarrollado el instinto de si quieres resultados diferentes, haz cosas diferentes.

Ahora estamos en un nivel diferente de vida, aprovechemos la información que disponemos de tantos siglos de estancia, ya sabemos mínimamente quiénes somos y de qué somos capaces como raza, nos sabemos diferentes, aprovechemos nuestras diferencias, probemos cosas nuevas, experimentemos desde el propósito del bien común y sabiendo que las diferencias no se arreglan ni se someten, ni se cambian, sino que se acercan, se consensan, porque parte de aceptarlas significa hacerlas únicas y respetarlas como tal.
Pero sin engaños, enseñemos a nuestros hijos a vivir en un mundo real, complejo, completo, abundante y cambiante, expansivo, infinito y limitado, con fracasos y aciertos, dual, no les contemos cuentos de hadas y mentiras de Reyes y príncipes y princesas.
Son novelas, cuentos, no hay ninguna base en la realidad, qué sentido tiene influenciar, contaminar a un niño con una historia falsa si no tiene historias reales qué vivir. Mejor pongámosles biografías y documentales sobre la realidad si es que tienen que aprenderlo desde casa y a través de internet y la televisión.

Y a ser posible historias reales con finales reales. Influenciados y maquillados lo menos posible. Sin dejar de apreciar la belleza desde la humildad y la magia del universo contenida en la vida, en cada momento, espacio, lugar y tiempo.

Me está siendo muy difícil perdonar, olvidar lo vivido y pasar página. Me parecieron unas historias muy especiales, completas, escritas con tinta indeleble, un libro encuadernado con tapas muy bonitas decoradas con esmero. Pero sólo tuvo lugar en mi exacerbada imaginación.

BSO: A tale that wasn't right












Gibosa menguante 73%

jueves, 13 de abril de 2017

And the bit goes on

Bit bip pic...tic tin tip
Tap cat tac...back bad rat
Toc top tech ... big bang buggy
None ten drug...fat bat trapp
Beat in put...lick foot boot
Pick nic peak...PET bag baggy

BSO:...and the beat goes on













Gibosa menguante 93%

lunes, 10 de abril de 2017

A man is in love

BSO: A man is in love





Cómo lo sé?
Porque es capaz de volar lejos,
ampliar sus sueños conmigo.
Murmura mi nombre al oído
mientras se habla a sí mismo.

Adora mi belleza en esencia
y añora mi presencia en ausencia;
me busca en exclusiva
sin dejarme a la deriva
siempre fiel a su querida.

Contempla el horizonte  
desde la ilusión de verme consigo,
tiene la fuerza de lo desconocido 
el corazón comprometido
y el deseo de ser amigo.

Afloran sentidos de lealtad
estabilidad y seguridad
como bandera para explorar,
descubrir mutua afinidad,
donde ora et labora mi bondad.

Se muestra, hace, renace,
crea y transforma su universo
hasta hacerlo romance
componiendo rima y verso
y el bloqueo en mí deshace.

Allí donde hay desprecio
maltrato, asco y dolor,
no crece, sino decrece, el amor.
Paraliza cualquier acción
Y llena de miedo el corazón.

Girl afraid 








BSO: Eres para mí






Un hombre está enamorado,
sonríe y ríe acompañado,
abraza largo y pausado
escucha atento y dedicado,
y grita fuerte, "te amo"
cuando me hace mujer a su lado.


BSO: Eres para mí

Luna llena 100%

lunes, 3 de abril de 2017

Electroafinidad

BSO: Soy un electroduende


Estoy preparada para ceder electrones y formar enlaces
...de valencia
...con consciencia.
A través de la mágica ciencia
y tu atómica convergencia
hazme ponencia en tu presencia
sumemos impedancias,
evitemos impaciencias y
agotemos la realidad de las resistencias
ante la imaginada reactancia.
A favor de la inductancia,
la importancia de la complacencia,
con indulgencia, paciencia y tolerancia,
sesguemos nuestra preponderancia
y dejémonos llevar por la constancia
elevada a la máxima potencia
superando la impotencia...

Adoro tus electrolitos y tú electroafinidad,
la facilidad de la frecuencia
La calidad de tu número atómico,   
la calidez de tu núcleo,
y lo que provocas en mis átomos, 
una subida de la efectiva carga nuclear 
que con tu electropositividad, 
me hace noble y estable
en regla de octeto.


Aquí dejo mis afinidades electrónicas
y mis pensamientos electromagnéticos
fruto de los sentimientos energéticos
que mis circuitos neuróticos
histriónicos e histeréticos
ponderan y fondean 
en tus redes capilares neuronales
implícitas en el rítmico movimiento sísmico
de mis caderas contra tus protones.


Déjame  NEUTRÓN


Energía de ionización infinita
en un sinfín de electrones
Danzando en simetría cuántica 
Recibiendo tu radiación 


...electronegativa rendición...

Cuarto creciente 51%

miércoles, 29 de marzo de 2017

Los hombres que no aman a las mujeres

Me prometí que no iba a escribir dolor aquí.

Y aquí así será. Todo va bien, mejora continuada, esbozo de aprendizaje, estoy ideal, pantalones blancos sin camisa, a media sonrisa, juego con la risa, no entiendo la prisa, slow, despacio cariño, con cariño, con sentido, consentido y con los cinco sentidos, así quise vivirlo. Y te has ido, para ti nunca tuvo sentido, y nuestro último encuentro para mí fue definitivo, ha sido tan estúpido que no debería estar aquí escribiendo. 

Y aquí no lo haré. Todo está bien en mi mundo a pesar del sueño inmundo, es fácil ver certero futuro estando en el presente seguro, por eso me encantó conocerte, cruzarme con tu mirar, y ofrecerte mi bondad, que dejaste sin paz, mas fruto de la rendición en la condición que ostento, me alegró ser tu divertimento, pues carezco de aposento donde reposar el alimento que mi alma pide a cada momento, toda vez que aquel mágico elemento, no tenía sustento y desapareció por completo, sin asueto ni rato, ni punto de contacto, sólo falta de tacto, y un gran desacierto. Dejaste sin contento cualquier intento, sin un bonito sentimiento, un pasado cruento que se llevó el viento y ahora calma y ahoga mi voz, este tormento de pensamiento 



 
Y ya no iré a ti, nunca he ido y nunca estaré allí donde no caigo bien, es una máxima, así nos ahorramos el disgusto...tiempo ha debí desistir y dejar de existir en tu mundo feliz. Todo marcha sobre ruedas, he dejado de volar lo que me queda, ahora planeo en derredor para observar con dolor, para qué ha servido tanto horror. Lo que no te mata, te hace más fuerte, mi doctor Jeckyll permanece inerte, cambiada mi suerte por quererte y pretenderte, ya sé a qué atenerme, soy la señora Hyde y no temo a la muerte, ahora que ya no hay médico que me desconcierte ni falso amor que con sus palabras, veneno me inyecte

BSO: Novocaine for the soul

...jamás pude comprobar que hubiera tanto desamor en nuestro mundo...jamás imaginé que al mundo virtual y falto de sentidos se le llamara realidad ...jamás pensé formar parte de guerras fanáticas...qué gran lujo es la vida, que nos permite experimentarlo todo, lo real, lo imaginado, lo soñado, lo pensado, nos siente bien o mal. 


Luna creciente 5%


martes, 28 de marzo de 2017

Sobre el poder personal y el estado del bienestar

Vivimos en un mundo de mucha distorsión. No resulta fácil escuchar a la voz interior, la tuya propia, aquella que nadie puede decirte cuál es, pese a que todas las opciones sean buenas para muchas personas, no necesariamente tiene que ser la tuya.

El problema es que vivimos estandarizados. Somos obedientes y sumisos. Y desde pequeños se nos dice que siempre hay alguien que sabe más de nosotros que nosotros mismos.


Se nos roba el poder personal.

Creemos que tenemos ciertos privilegios, por lo menos en España, sistema capitalista, aconfesional y de igualdad, por el llamado “Estado del Bienestar”, y en realidad pagamos con nuestra renuncia a ser y permitir que otros sean por y a través nuestro.

Nos amansan, nacemos débiles y dependientes por naturaleza y por intereses de unos pocos que tienen poder sobre unos muchos, casi todos mantenemos el estado de esclavitud que significa vivir una vida de fabricación en serie, llena de contradicciones, desinformación e incompetencias, que nos hace vivir con miedo a lo desconocido, y del cual se aprovechan y alimentan los codiciosos del poder, de su poder, no del tuyo!


video


Luna creciente 1%

lunes, 27 de marzo de 2017

Preposiciones superposiciones suposiciones posiciones deposiciones desposesiones

BSO: Thorn in my side
Idílicos montajes
A
Ficticios paisajes
ANTE
Extraños personajes
BAJO
Juegos de encajes
CABE
Viaje sin equipaje
CON
Doloroso sabotaje
 CONTRA
Posiciones de fuselaje
DE
Absurdos mensajes 
DESDE
Espesos follajes
EN
Ligeros ropajes
ENTRE
Pasatiempos fugaces
HACIA
Oscuros garajes
HASTA
Lugares salvajes 
PARA
Sufrir modelajes
POR
Orgullos y ultrajes
SEGÚN 
La fuerza del oleaje
SIN
Ti (coraje)
SO
La (bagaje) 

SOBRE el aprendizaje TRAS el vendaje

Luna nueva 0%








lunes, 20 de marzo de 2017

Madurar.es

Dije que no iba a volver a escribir pero necesito salir de mi, me estoy asfixiando en el saber, y el esfuerzo de aprender a ser a veces me pide ligereza de espíritu y formas.

Egos y vanidades, fantasías y temores, todo lo que vuelco podría ahorrarlo en tiempo y ganaría alegría. Tengo mis días, como todo el mundo, y veo resignación y fortaleza en cada existencia, siempre queriendo ser mayor, y cuando lo somos, todos valoramos al niño que llevamos dentro, lo buscamos, nos lo piden, parece la piedra filosofal de la madurez, conservar ese famoso niño que desapareció la mayoría de las veces sin pena ni gloria, y rescatarlo de un pasado irrepetible, imposible.

Madurar significa perder la inocencia, la capacidad de sorpresa, la mirada vacía de experiencias y limpia de conciencia, los adultos sabemos mucho de cómo se va perdiendo ese poder de vida, la fuerza motora del descubrimiento.

La madurez conlleva otras miradas, más pausadas, el conocimiento que dan las vivencias relaja, evita desgastes innecesarios, saber reconocer la calidad del momento y aprovecharla con la máxima eficiencia sólo se desarrolla cuando vamos perdiendo energía vital, cuando vamos acumulando historias que llenan nuestra existencia y ofrecen una consciencia realista y adaptable a una realidad inmutable de la que vamos comprendiendo que tan sólo somos meros expectadores, dependientes de un reloj que siempre suma tiempo de vida, nada ni nadie en este planeta está a salvo de los ritmos cíclicos e imparables del movimiento.

De esta manera, después del invierno llega siempre la primavera, la muerte sirve de abono para la energía abundante que el renacer necesita, andar y parar, echarse y levantarse, todo sigue una sucesión, nada puede quedar quieto por tiempo indefninido, para que nazca algo nuevo tiene que morir lo anterior, así el invierno desaparece y la primavera se crea, todo florece, el agua corre deprisa, desbordante en exceso, y poco a poco el sol aparece y quema sus impresionantes colores con la saturación de sus rayos; muere de esta manera la primavera y la naturaleza entera se recupera, el río se recoge en su cauce y el reino animal se echa la siesta más que por gana, por galbana. Podría seguir con la caída del sol, el ocaso del verano y por tanto el nacimiento del otoño, pero me recuerda al Pirineo, que tanto amé y ya no veo, no queda deseo.

Nos movemos en un mundo tan cambiante que es difícil mantener el equilibrio, navegar por las mareas y tormentas de la vida como expertos marineros, requiere una formación e información con las que no nacemos.
Ahora pensamos mucho. Hemos ido ganando terreno a nuestros competidores naturales hasta volverlos artificiales.
Siempre hemos vivido sin pensar en el futuro, procedemos de aquellas y aquellos que luchaban contra animales salvajes y se unían en comunidades por la supervivencia; nuestro instinto animal nos ha acompañado desde más allá de lo racional, esa es nuestra herencia.


Ahora que hemos aprendido a ser pensamiento y razón, cazamos por ocio, y nos relacionamos por conveniencia y placer. Aparentamos lo que no somos y mostramos lo que poseemos con orgullo y vanidad. El individuo importa más que la comunidad y preferimos una vida llena de confort dando la espalda al necesitado criticando su desgracia.
Y las mujeres se vuelven hombres y los hombres, mujeres.
Y los niños aprenden el mundo a través de la profesora y una pantalla, bien digital, o de libro.

Entrevista a Claudio Naranjo sobre la infancia

Somos seres duales, extremos, contradictorios, desconocidos, sin saberlo todo de todo, nos falta información para ser perfectos ;) y ante tantas dudas, más vidas.

La madurez templa, hace olvidar lo que creímos como verdad absoluta, nos aporta el conocimiento de la relatividad a todos los niveles.

Cuarto menguante 47%

sábado, 18 de marzo de 2017

Sólo por un beso

Son besos posesos, esos que sorben sesos y enderezan mástiles enhiestos, deseosos de cuerpo y materia con la que investigar, adentrarse en la verdad hasta encontrar la hierbabuena que crece gustosa y se hace frondosa a la sombra de las mimosas, vergonzosa, olorosa y animosa, una bonita moza, tierna y esponjosa, a la par que chistosa e ingeniosa, siempre sales airosa, fresca como una rosa y lozana como una manzana, así te vieron mis ojos esta mañana. 
Y deseé recordar tus besos, recibir tus labios, morir por tus huesos.
Sólo por éso apelo al consenso.
Qué daría yo por aquellos deseos de estos besos!
BSO: Sólo por un beso
Gibosa menguante 66%

domingo, 27 de noviembre de 2016

Mi templo en otoño


Las columnas sostienen el techado con aislamiento, y a su vez ellas están ancladas en suelo firme con drenaje.

Todo ello acotado entre líneas que marcan los límites en el templo.

Férreo tiempo de otoño, vuela hojarasca, sopla norte al poniente, la aurora de la primavera que en el invierno espera, la fría nieve blanca pétrea, helada glacial, cubrición mortal, termina de congelar esta postal, que a modo de calendario de adviento me recuerda que me debo ir despidiendo.

Un año más y un año menos en esta dualidad de densidad material.

Cuando la naturaleza muera, yo naceré; así hasta que me muera.
Entonces mi cuerpo lo hará para siempre, me transformaré en alimento para gusanos de tierra, y abono para su medio ambiente, donde echan raíces las flores, los árboles, animales y hasta las personas.

Y ella volverá para todos; incondicional, puntual y constante, año tras año siempre adelante y con su hacer devolverá la vida al instante, en que todo brota, nace, sale, se deja ver. 
Eso sucederá en primavera.

Mi jardín ahora está cubierto de hojas ocres, marrones, rojas, amarillas y verdes caqui mojadas y heladas, convirtiéndose en lodo que dejaré que el curso del largo y duro invierno apalee cualquier rastro de fibra vegetal compactándolo contra la tierra bajo el peso de las nevadas que evidencien por completo la muerte del otoño, olvidándolo y ocultándolo todo bajo un límpido y virgnial manto níveo, de cuyos manantiales beberá Perséfone a su vuelta del reino de los muertos.
Eso será en primavera.

Ahora es otoño. 
Mi templo sigue en pie a pesar del viento helado, pero mi jardín está lleno de hojas caídas.

Luna menguante 2%

miércoles, 26 de octubre de 2016

El saber ocupa lugar

Sé de lo que hablo, trabajo en una biblioteca, llevo años clasificando y ordenando libros por autores y temas, idiomas y editoriales, decenas de miles de libros con toda la información posible; es imposible saberlo todo, y a pesar de lo que conocemos, sigo pensando que sabemos muy poco. Pero eso donde trabajo no importa, ocupamos cientos de metros cuadrados, y gestionamos más de 50 mil libros.

De siempre me han atraído los libros, la ciencia, el saber, y las bibliotecas eran el máximo lugar donde encontrar la información necesaria para el conocimiento de las causas. Y una vez allí descubría libros con portadas de diseño único, interiores increíbles llenos de creatividad, color, imagen, y mucho contenido.

Vivíamos relativamente cerca de la biblioteca municipal de mi ciudad, así que en cuanto tuve edad de ir sola me pasaba allí las tardes. Eran épocas donde la televisión apenas tenía programación infantil, no existían las redes virtuales ni tantas pantallas donde mirar. Cuando tuve edad de salir a la calle a jugar lo hice. Estuve una temporada intentando encajar en la pandilla  de mi barrio, pero no era un barrio de mucha cultura y los juegos eran bastante brutos, algunos peligrosos, como echarse todos en fila en el suelo del asfalto y gritar “el que no pita, no pasa” hasta conseguir que los coches, parados, pitaran a los niños y éstos a su vez, se levantaran y se fueran corriendo, claro está. Y encima de noche.
A mí me pareció lo peor. Aquel día yo también salí corriendo, pero no quise volver a bajar más.
Intenté espaciar las tardes, encima tenía un pretendiente tan celoso y pesado que no dejaba que se me acercara nadie; además como intuía que yo no estaba en absoluto interesada en él, sino más bien en aquel chico sensible con el que me sentaba a gusto, no hacía más que importunar y meterse con el chaval, lo cual me hacía sentir peor.

Así que con 9 años empecé a tener fervor por el estudio. Me aislé por completo de aquella chusma y disfrutaba haciéndome preguntas que los libros del colegio no respondían. Una de ellas siempre fue, por qué esas personas que tan diferentes veía a mí, eran considerados de la misma raza a la mía.
Y entré por primera vez a la biblioteca. Buscando respuestas concretas que nadie en mi entorno me daba satisfactoriamente. Y allí sufrí lo indecible al ver lo que me esperaba por aprender. Había cientos de libros y en aquel momento me di cuenta, sin saber, que jamás conseguiría saberlo todo de todo.

Tenía trabajo por hacer y no sabía por dónde empezar, así que empecé a recoger información de la información, me encantaba pasear por las filas y estanterías de todas las salas. Así pasé la mayor parte de aquellos primeros años, buscaba y de cada estantería me llevaba aquel libro que me había llamado la atención por las razones que fueran, eso me encantaba, me hacía sentir como una exploradora encontrando joyas de valor incalculable. La mayoría de veces no conseguía leérmelos por completo antes de que terminara n las dos semanas de plazo reglamentario, casi siempre porque las lecturas eran densas y pesadas, puesto que no hice clasificación alguna por temarios. Pienso que acabé tan aburrida de mi mundo externo que sólo me llevaba satisfacción encontrar de vez en cuando personas o personajes que me hicieran sentir que formaba parte de algo mucho más grande.

Historia, biología, antropología, astrología, ciencias marinas, en aquella biblioteca había de todo. Las colecciones me parecían cómodas, sintetizadas, y fáciles de asimilar y recordar porque guardaban similitud entre libros.

También me maravillaron las novelas, los personajes inventados, la capacidad de los escritores de crear vidas ajenas y enmarcarlas tan bien en su papel como para lograr transmitir al lector sentimientos y emociones sin ninguna base en la realidad. Allí me di cuenta que había personas tan interesantes de conocer tanto delante como detrás de las palabras.

Y cuando las chicas de mi edad empezaban a ir a la discoteca, yo pedí trabajar voluntariamente colocando libros; comprometerme a ir todos los días me iba a ser fácil, y un refugio seguro a la mediocre existencia que me rodeaba y que tanto detestaba. Ya conocía bastante bien la biblioteca, y a pesar de que en 7 años me habían oído hablar poco, los trabajadores de allí sabían de mi interés y conocimiento, así que no tuve problemas en que me aceptaran.


Desde entonces hasta hoy han pasado más de 30 años y, todo y que los tiempos han cambiado el papel por la pantalla, revolucionando todos los planos de la existencia humana, mi vida no es muy diferente a la de entonces, con algunas salvedades, como que me he hecho mayor y vivo sola, disfruto de la cultura como ella me posee a mí, estoy por completo dedicada en cuerpo y alma, cual monja de clausura, al conocimiento de la información. Y encima gracias a ello, he hecho algunas buenas amistades entre pasillos, filas y estanterías, con las que converso apasionadamente sobre valoraciones que trascienden cualquier información, por mundana que pueda ser, con criterio y responsabilidad, pero sobretodo, con conocimiento de causas y siempre con la humildad de que a pesar de todo lo que sabemos, no lo sabemos todo.

Biblioteca Trinity College, Dublin
Luna menguante 13%

miércoles, 19 de octubre de 2016

Monosílabos

Sol,
Tu fuego se derrite en mi crisol
Ven,
Y lléname entera de zen
Sal,
Vacío abisal 
Paspartú
Yo
Concluyo
Mi
Cuadro para mí


Ser
BSO: Extremoduro-Sucede


Gibosa menguante 80%


lunes, 5 de septiembre de 2016

Confianza vs miedo

El amor es el bálsamo. El miedo inflige heridas.
Siempre creí que el opuesto del amor era el miedo.
Supongo que porque no tenía bien definido el amor.
Porque el amor es un ser, un sentir que no se enseña, se hace. El amor es una multitud de síntomas, por tanto he preferido comparar dos conceptos que se puedan medir por igual.
Veo en el miedo la falta de confianza en la vida, en uno mismo, y en el ser digno de vivirla. El miedo tiene la capacidad de crear parálisis, de destruir, no conozco el mal humano, salvo cuando de "miedo a" se trata, entonces proliferan las malas acciones, el egoísmo, la vanidad, la envidia, la codicia, la ira...
Todas estas últimas acciones tienen su origen en el miedo a no ser dignos.
El miedo a no ser como los demás
El miedo a no ser como uno piensa
El miedo a no ser único
El miedo a no ser igual o mejor que el otro
También, y gracias al capitalismo, además del miedo a no ser, también tenemos miedo a no tener.
Allí donde hay destrucción está detrás el miedo.
El miedo ayuda a crear otras realidades porque destruye las anteriores.
El miedo es una energía muy poderosa. Funciona desde el cerebro reptiliano y el sistema limbico y maneja estímulos y respuestas en todos los sentidos del ser humano, porque está instalado desde el sentido de supervivencia. https://es.m.wikipedia.org/wiki/Miedo
Por tanto, si el miedo está instalado en nuestro programa humano, tenemos que trabajarlo desde la perspectiva que existe y hay que trabajarlo desde la mayor consciencia posible, puesto que de ello depende nuestra supervivencia, y con ello, la evolución*(*evolución=adaptación al medio).
Hasta del miedo a la muerte se puede uno librar, sólo confiando en la vida, en uno mismo y en la confianza que no estás solo y puedes pedir ayuda siempre que lo necesites, confiar que es lo mejor que te puede pasar y que pese a que parezca la mayor tragedia, estáte tranquilo porque si algo tiene el universo es que está en constante movimiento, confía en lo que esté en ti, y lo que no, di bien claro qué quieres que haga con ello el universo. Pedid y se os dará, y era verdad.
Porque creer es crear.


Luna creciente 19%

sábado, 6 de agosto de 2016

Mujeres con M de Mensaje


Detrás de mi casa me he encontrado con esta pintada.
A pesar de ser partidaria de respetar siempre el bien común (imaginaos que todos hiciéramos lo mismo cómo quedarían los bienes comunes) me ha parecido bello, por su estética le he hecho una foto, y por su esencia le dedico este post. 
Me encantan las personas rebeldes, con voz propia, criticas, y más si son mujeres.





Luna creciente 16%

lunes, 20 de junio de 2016

Inanición


Llevo varios días sin comer, no recuerdo cuántos, pero mi estómago ya se ha cerrado. 
No siento hambre, sólo sed. Empiezo a estar en otro mundo, siento distorsión en mis percepciones. 
Ojalá esta noche me duerma antes de que llamen a cenar. El sueño es mi aliado, narcolepsia intencionada.
Silencio. Soledad buscada. 
Ya no seré objeto de culto, sino de estudio. 
Nadie se fijará en mí por mis curvas, nadie me volverá a mirar con deseo, no seré nunca más un objeto sexual. 
Ahora podría ser yo si no fuera porque estoy cansada sólo con estar. Me siento desfallecer. 
Para qué vivir. Demasiada tristeza, eterna melancolía, culpas y reproches, y errores sinfín.
Podría morir de inanición. Decreciendo hasta desaparecer. 

Luna llena 100%